El Gobierno de Guatemala niega el ingreso a la banda sueca Marduk

El Siglo

Guatemala, 11 oct (EFE).- El Gobierno de Guatemala negó hoy el ingreso al país a la banda sueca de black metal Marduk, que tenía previsto ofrecer un concierto en la capital este jueves.

La portavoz de la Dirección General de Migración, Alejandra Mena, confirmó a la prensa que “efectivamente se rechazó el ingreso” de los integrantes de este grupo musical atendiendo a lo establecido en un decreto resolutivo del Congreso.

“Migración actuó conforme a la ley”, acotó.

El Parlamento guatemalteco aprobó el pasado 26 de septiembre un punto resolutivo, no vinculante legalmente, para que los integrantes de la agrupación y cualquier persona relacionada a ellos no puedan entrar al país por su contenido inmoral.

Esto se produjo después de que el diputado opositor Aníbal Rojas pidiera al ministro de Cultura y Deporte de Guatemala, José Luis Chea, que cancelara el concierto de la banda sueca por el “contenido satánico de sus canciones”.

En una misiva, Rojas, de Visión con Valores (Viva), decía que en las redes sociales hay una petición para cancelar este concierto, pues “el satanismo que predica” el grupo “no tiene ningún tipo de relación con el arte”.

“La letra de sus canciones es destructiva y atenta contra los valores morales, ya que predican las ideas de muerte que predicaba el Tercer Reich (de quien se dice profesaba el paganismo y el misticismo) durante el periodo nacional socialista alemán”, abunda la carta.

Marduk, fundada en 1990 por el guitarrista Morgan Steinmeyer Håkansson, promulga -según el diputado- una ideología que despierta “antipatía general” no solo en Guatemala, sino que “hay precedentes en varios países de que sus conciertos han sido cancelados”.

“Los integrantes de la banda Marduk se autoproclaman como los nuevos neonazis modernos y entre otras cosas reclaman la vuelta de los valores paganos; sin ir más lejos, uno de sus últimos álbumes ‘Frontschewein’ trataba precisamente sobre cuestiones bélicas del Ejército alemán en la Segunda Guerra Mundial”, continúa.

La banda, que tenía previsto ofrecer este concierto en Guatemala en el marco de una gira por Latinoamérica, también se vio obligada a cancelar sus actuaciones en Ciudad de Panamá y Bogotá, por no conseguir los permisos correspondientes. EFE