El Gobierno defiende el acuerdo del “brexit” para “controlar” la inmigración

Agencia EFE

Londres, 5 dic (EFE).- El ministro de Interior británico, Sajid Javid, defendió hoy en el Parlamento que el acuerdo del “brexit” al que ha llegado su Gobierno con la Unión Europea (UE) permite poner fin a la libertad de movimientos de los ciudadanos comunitarios en el Reino Unido y “controlar” la inmigración.

En la segunda sesión de debate sobre el pacto que ha alcanzado la primera ministra, la conservadora Theresa May, Javid sostuvo asimismo que votar en contra de ese tratado de salida pondría en riesgo la cooperación en seguridad con los 27 socios europeos restantes.

La Cámara de los Comunes decidirá el próximo martes si da luz verde al acuerdo en una votación en la que el Gobierno no tiene asegurada una mayoría.

“Como ministro de Interior, sé cuál es la opción que prefiero. He visto de primera mano lo importante que es mantener una relación estrecha sobre seguridad con nuestros aliados y los potenciales peligros que esa cooperación logra evitar”, argumentó Javid.

El ministro recalcó que espera publicar antes de que termine diciembre un “libro blanco” que aporte detalles sobre la futura ley de inmigración que el Reino Unido quiere aprobar antes de romper por completo sus lazos con la UE.

Esa legislación terminará con cualquier preferencia para los ciudadanos de la Unión Europea respecto a los de otras nacionalidades en el sistema migratorio, indicó Javid.

“El acuerdo nos permitirá crear un sistema que no esté constreñido por las leyes europeas y que funcione únicamente en base al interés nacional”, dijo el ministro.

“La libertad de movimientos (de los comunitarios) va a terminar. En el futuro, la decisión sobre quién viene al Reino Unido recaerá únicamente en el Reino Unido”, resaltó.

El laborista Chuka Umunna lamentó durante el debate que los parlamentarios no puedan ver el “libro blanco” que prepara el Gobierno en ese terreno antes de la votación del acuerdo y sostuvo que los planes definitivos del Ejecutivo pueden variar en función de la futura relación que se negocie con Bruselas tras el “brexit”. EFE