“El Gran Río” repasa en Montevideo las grandes revoluciones históricas

Agencia EFE

Aitor Pereira

Montevideo, 14 jul (EFE).- “El Gran Río: resistencia, rebeldía, rebelión y revolución”, muestra que conjuga elementos audiovisuales y textuales, llegó a Montevideo con el objetivo de “llevar el espíritu de revolución por el mundo” en un viaje que busca “aportes diferentes de cada país de según su idiosincrasia y problemática”.

Así lo explicó en una entrevista con Efe el director del Centro Cultural España (CCE) de Montevideo, Ricardo Ramón Jarne, responsable de traer al país austral la muestra, que deja por primera vez España tras estrenarse este mismo año en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

“Es importante que de vez en cuando demos un repaso a la historia porque hay muchas veces que vivimos el presente y si no sabemos lo que ha pasado antes estamos condenados a que se repita”, señaló Jarne sobre la esencialidad de mantener vivas las grandes revoluciones del pasado.

En el marco del 50 aniversario del Mayo del 68 francés y del centenario de la Revolución Rusa, ‘El Gran Río’ busca “trasladar todas las revoluciones y movimientos contestatarios que han cambiado la faz del mundo”, con un proyecto central de reflexión diseñado por los expertos españoles Lucía Jalón y David Sánchez Usanos.

La exposición se compone de 22 capítulos de vídeo sin orden cronológico, cada uno acompañado de un “mapa” textual que actúa como “guión ampliado” de cada fragmento entre los que se incluyen citas de diferentes autores vinculados a la causa o aportaciones echas por los propios visitantes.

“Hemos creado una iconografía alrededor del capítulo que la gente puede ir complementando todos los días. Lo que nosotros facilitamos (…) es que todos puedan ser artistas y creadores de contenido de esta muestra e irla enriqueciendo día a día”, detalló el director del CCE, institución que acoge la muestra desde el pasado 5 de julio.

Además de esta modalidad, al espectador se le ofrece la posibilidad de visualizar los 22 capítulos unidos en una película que se proyecta en una sala contigua, equipada con butacas y césped artificial que ofrece la sensación de encontrarse en la rivera de un río.

El agua es un elemento muy presente en esta muestra como símbolo del devenir constante de las revoluciones y del fluir de un proceso sin principio ni final definidos.

“Es una metáfora del pasar, nunca te bañas en el mismo río, (…) nunca estás en la misma revolución, nunca estás en el mismo estado, todo cambia y tu te tienes que dar cuenta de que algo está pasando por tu cuerpo”, comentó.

Por otro lado, Jarne cree que ‘El Gran Río’ logrará una buena acogida en Uruguay, “un país que tradicionalmente está muy cercano a los discursos que hay en estas exposiciones” y en el que “se respeta mucho el diálogo entre gente que piensa de diferentes maneras”.

Asimismo, señaló que la muestra pretende llegar tanto a los más cercanos al concepto de revolución como a aquellos “no convencidos”, y busca “generar preguntas”.

“Lo importante es fomentar el diálogo, no quedarnos con lo que dice la televisión, los políticos (…) si no crear un pensamiento propio, crítico con el mundo que nos rodea y a partir de ahí intentar acciones que mejoren la situación de todos”, matizó.

‘El Gran Río’ permanecerá en Montevideo hasta el próximo 15 de septiembre, tras el cual no descarta que se desplace a otra destino, ya que se trata de “una obra fácil de montar”.

“Siempre es necesaria una revolución porque siempre hay cosas que están mal, tu sales a la calle y ves a la gente viviendo en la calle, ves que la riqueza no está distribuida (…). Tenemos una revolución en cada sitio”, argumentó. EFE