El incombustible Milo Djukanovic, nuevo presidente de Montenegro

Eldiario.es

Podgorica, 15 abr (EFE).- El “hombre fuerte” de Montenegro durante más de un cuarto de siglo, Milo Djukanovic, líder del gobernante Partido Democrático de los Socialistas (DPS), ganó hoy en primera vuelta las presidenciales del pequeño país balcánico.

Djukanovic, de 56 años, prometió consolidar la estabilidad y trabajar para acelerar el desarrollo económico y democrático en Montenegro, candidato al ingreso en la Unión Europea (UE) y miembro de la OTAN desde 2017.

Su aspiración es que Montenegro se adhiera a la UE en los próximos cinco años, durante su mandato como jefe de Estado.

El carismático líder es considerado el padre de la independencia de Montenegro, lograda en 2006, y, como jefe de Gobierno -en seis mandatos- y del Estado (1998-2002), ha trazado la vía euroatlántica del pequeño país balcánico.

En tres ocasiones se retiró de los cargos públicos (2006-2008, 2010-2012, y en 2016) para dedicarse a negocios y otras actividades, aunque siempre ha permanecido al frente del DPS desde 1998.

Sus adversarios le acusan de crear un “Estado privado” en el que controla todas las instituciones y permite la corrupción, el nepotismo y un sistema clientelar que beneficia a una elite.

Economista de formación, Djukanovic nació en la ciudad de Niksic (centro) en el seno de una familia de abogados.

Se inició en la política como funcionario de las organizaciones juveniles y se convirtió, a los 24 años, en el miembro más joven del Comité Central de la Liga Comunista de la antigua Federación de Yugoslavia, desintegrada a comienzos de la década de 1990.

Cuando los seguidores del presidente serbio Slobodan Milosevic derrocaron al Gobierno comunista de Montenegro en 1990, entregaron el poder a un grupo de políticos entre los que figuraba Djukanovic.

Una año más tarde, al inicio de la desintegración de la antigua Yugoslavia en 1991, Djukanovic era ya primer ministro de su país y, con 27 años, el jefe de Gobierno más joven de la Europa de entonces.

También ejercía el cargo en 1997, cuando entró en conflicto con su mentor Milosevic (1941-2006), a quien rechazó entonces tras calificarlo de “hombre del pasado”.

Luego fue el principal impulsor del referéndum sobre la independencia de su país de la federación que formaba con Serbia, una separación que tuvo lugar en 2006.

Desde 2011 es presidente de la Federación montenegrina de baloncesto, deporte al que se dedicaba ya en su juventud.

Djukanovic está casado y tiene un hijo.EFE