Inicio > Noticias > Local > El IPN Durango contribuye a detonar el desarrollo económico y productivo en 6 municipios

El IPN Durango contribuye a detonar el desarrollo económico y productivo en 6 municipios

  • A través del desarrollo tecnológico en el campo en el sector agrícola y pecuario

El Instituto Politécnico Nacional a través del Centro de Educación Continua Unidad Durango, inició las reuniones plenarias en las comunidades de seis Municipios de Durango, para iniciar el proceso que identifique las áreas de oportunidad de las unidades de producción que permita la transferencia de tecnología en el sector agrícola y pecuario.

Estas actividades son realizadas  a través de un convenio de colaboración con  la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural del Gobierno Estatal, dentro del Programa de Desarrollo Rural del componente investigación y transferencia de tecnología, del Proyecto de Desarrollo Territorial, PRODETER  de la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural SADER del gobierno federal.

El trabajo del Centro de Educación Continua Unidad Durango consiste en la aplicación de instrumentos para elaborar diagnósticos participativos, identificando las áreas de oportunidad de las unidades de producción en transferencias de tecnologías en el sector agrícola y pecuario,  en las cadenas productivas de bovinos,  ovinos, tomate, aguacate y manzano.

Se contemplan  tres fases que coadyuvarán a detonar el desarrollo económico y productivo de la región para incrementar de manera sostenible la productividad de las unidades de producción familiar del medio rural, con el fin de contribuir a mejorar el ingreso de la población rural.

Angélica Hernández Ávila, directora del Centro de Educación Continua, Unidad Durango, dio a conocer que las actividades a realizar se dividen en tres fases, la primera es realizar un diagnóstico técnico-productivo de las Unidades de Producción Familiar que consiste en identificar la problemática productiva, definir y estimar los indicadores productivos y realizar la propuesta de un modelo tecnológico apropiado a las condiciones de las Unidades de Producción Familiar.

La segunda fase es la propuesta de transferencia de tecnología, consistente en la capacitación a los productores en la aplicación de tecnología, bajo el sistema de aprender-haciendo; fortalecer el vínculo entre productores a través del trabajo colectivo, y practicar uno o varios sistemas de manejo que sean congruentes con la situación económica de los productores, de tal forma que los puedan aplicar en el resto de sus cultivos o especies animales.

La tercera fase es la estrategia de soporte técnico, que considera una interrelación directa en campo entre los extensionistas, los productores y el investigador. El soporte técnico en las parcelas de productores tiene como objetivo retroalimentar, tanto a los productores como a los extensionistas, en la aplicación de los componentes tecnológicos. Para lograr esto, el investigador deberá diseñar un programa de visitas al territorio, considerando las etapas fenológicas del cultivo, las etapas fisiológicas de los animales y los componentes tecnológicos recomendados.

En el Municipio de Durango-Canatlán, se trabajará el subsector pecuario en la cadena productiva  bovino-ovino: en Tepehuanes el subsector pecuario en bovino; en el Municipio de El Mezquital se trabajará en el subsector agrícola-pecuario en la cadena de manzano y bovino. En el municipio de Pueblo Nuevo el subsector agrícola en aguacate y manzano, y en el Municipio de Otaez en el subsector agrícola en aguacate.

De esta manera el Instituto Politécnico Nacional alineado al Plan Nacional de Desarrollo 2018-2023 en su eje México próspero, se suma a la política pública de generar innovación y desarrollo en los sectores estratégicos del país, donde se requiere impulsar una estrategia para construir el nuevo rostro del campo y del sector agroalimentario, con un enfoque de productividad, rentabilidad y competitividad que sea incluyente e incorpore el manejo sustentable de los recursos naturales.