El jefe de CICIG dice que empezará diálogo entre ONU y Guatemala por crisis

Estrategia & Negocios

Guatemala, 13 nov (EFE).- El titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, dijo hoy que cuando la ONU reciba por parte del Gobierno guatemalteco un “temario” de inquietudes empezará el diálogo para solucionar las controversias sobre la actividad de la CICIG.

“Obtenido este temario entonces se harían un procedimiento para llevar a cabo las conversaciones”, dijo el abogado colombiano a las preguntas de los periodistas, después de una gira en Estados Unidos la semana pasada, cuando se reunió con varias oficinas de la ONU en Nueva York.

Lo único que conoce de ese diálogo que solicitó el Gobierno de Guatemala después de que el presidente, Jimmy Morales, intentara en agosto expulsarlo del país por supuestas injerencias en su trabajo, es que la canciller, Sandra Jovel, mantuvo encuentros en Nueva York en los que se concluyó que debía entregar los puntos que “quisiera discutir”.

El artículo 12 de la creación de la CICIG, titulado “solución de controversias”, señala que todo desacuerdo entre las partes relacionado “con la interpretación o con la aplicación del presente acuerdo se resolverá por negociación entre las partes o por cualquier otro medio de solución mutuamente convenido”.

Velásquez dijo desconocer si entre los puntos requeridos por el Gobierno guatemalteco, que tampoco sabe si ya fueron presentados, está su destitución del cargo, y reiteró que la Comisión continúa con su labor conjunta con el Ministerio Público (MP) de manera “cohesionada” y “en muy buenos términos, con mucho respaldo mutuo”.

El pasado, Morales intentó expulsar a Velásquez de Guatemala por considerar que se extralimitaba en sus funciones, manipulando a los medios de comunicación y presionando a los diputados para aprobar unas reformas constitucionales que siguen paralizadas dos años después.

Esto motivó la invocación del artículo 12 del acuerdo de creación de la Cicig, en el que se establece que las dos partes, Gobierno y ONU, deben establecer un diálogo para solucionar las controversias, aunque por el momento no se conocen detalles de esta conversación. EFE