El juez del caso Maldonado rechaza su recusación que pedía la familia

Buenos Aires, 15 sep (EFE).- El juez que investiga la desaparición del joven argentino Santiago Maldonado durante una protesta reprimida por la policía rechazó hoy su recusación, que había sido solicitada por la familia del desaparecido por “temor de parcialidad”, informaron fuentes judiciales.

En un escrito, el juez Guido Otranto, titular en el Juzgado Federal de Esquel, defendió su proceder en la causa y denegó ser apartado de la misma, aunque remitió la petición a una instancia superior, la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia.

Ambos tribunales se encuentran en la provincia de Chubut, al sur del país, donde fue visto por última vez Santiago Maldonado hace mes y medio en el transcurso de una manifestación mapuche que fue disuelta con balas de plomo y goma por parte de la Gendarmería, la policía de fronteras argentina.

Tras este periodo de investigación, la acusación de la familia de Maldonado planteó ayer la recusación del juez por “temor de parcialidad”, además de considerar que era “testigo” porque era el propio Otranto quien había ordenado poner fin a la protesta mapuche, que consistió en el corte de una carretera.

Ambas cuestiones, tanto la de ser un potencial testigo de la causa como la de parcialidad, fueron rechazadas por el magistrado.

En una manifestación ayer junto a las Madres de Plaza de Mayo, el hermano de Santiago, Sergio Maldonado, la cara más visible públicamente de la familia del desaparecido, declaró que el juez estaba “a favor de los intereses del Gobierno”, al que los propios familiares extienden la responsabilidad de la desaparición y acusan de dar “impunidad” a la Gendarmería.

El caso de Santiago Maldonado ha provocado una fuerte polarización en Argentina, con multitudinarias protestas de la oposición en las que, además de exigir la aparición del joven, cargan contra el Ejecutivo.

Desde el Gobierno se pide esperar a las conclusiones de la justicia, que ya investiga los hechos como una desaparición forzada, una hipótesis que llegó a ser puesta en duda por sectores del oficialismo. EFE