Inicio > Noticias > Internacional > El juicio del caso que derrocó al expresidente Pérez Molina comenzará en 2020

El juicio del caso que derrocó al expresidente Pérez Molina comenzará en 2020

Guatemala, 7 may (EFE).- El juicio oral y público de la red de corrupción aduanera conocida como “La Línea”, que derrocó el Gobierno del expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti y que supuestamente defraudó millones de dólares al Estado, comenzará el 16 de marzo de 2020.

Así lo anunció este martes el titular de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad del Ministerio Público, Juan Francisco Sandoval, más de cuatro años después de que se destapara esta trama, que vio la luz el 16 de abril de 2015 y que provocó grandes protestas en el país contra la corrupción.

Pérez Molina y Baldetti, en prisión preventiva desde 2015, fueron enviados a juicio el 28 de octubre de 2017 por el titular del Juzgado “B” de Mayor Riesgo, Miguel Ángel Gálvez, acusados de liderar la red de defraudación aduanera “La Línea”.

Ambos están considerados en la acusación como el 1 y la 2 de esta red compuesta por funcionarios, empresarios y exfuncionarios de varias entidades del Estado, además de particulares, de los que 28 van a juicio por delitos como asociación ilícita, caso especial de defraudación aduanera y enriquecimiento ilícito.

Las pruebas de esta investigación, desarrollada por la Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y que supuso el primer caso de gran impacto en un Gobierno, establecen que Baldetti formaba parte de la estructura criminal y llevaba su control, igual que Pérez Molina, para defraudar al Estado en las aduanas a través de la introducción de mercancías de forma ilegal cobrando sobornos.

“La Línea”, una de las mayores tramas de corrupción desarticuladas en el país centroamericano, vio por primera vez la luz en abril de 2015, cuando las autoridades revelaron la primera fase, pero no fue hasta mediados de año cuando se detuvo a Baldetti (agosto) y Pérez Molina (septiembre), que desde entonces están en prisión preventiva.

Las pesquisas se iniciaron en mayo de 2014 con la sospecha de que un grupo de importadores estaban involucrados en acciones de contrabando, quienes tenían contacto con una red de tramitadores aduaneros para evadir el pago real de impuestos.

Ahí es donde entra “La Línea”, nombre con el que se conocía al número telefónico que la red proporcionaba a los importadores para poder llevar a cabo todo el proceso. EFE

%d bloggers like this: