El jurado de Eurovisión decide sus puntos en un pase a 24 horas de la final

La Vanguardia

Cynthia de Benito

Lisboa, 11 may (EFE).- El jurado de Eurovisión decide hoy las puntuaciones de los 26 países participantes en la final de mañana, en un pase especial que, por su relevancia, ha llevado a los representantes de España, Italia, Alemania, Francia, el Reino Unido y Portugal a cancelar una rueda de prensa para concentrarse.

Con la mismas luces, vestuario e incluso peluquería y maquillaje que el sábado, todos los representantes actúan en un pase que va a resultar decisivo porque en él los jurados profesionales de cada país pondrán su nota, que no se divulgará hasta mañana, cuando se agregue al voto que envíe el público.

Por eso, los participantes se toman muy en serio esta puesta en escena, tanto que, a última hora, España, Italia, Alemania, Francia, el Reino Unido y Portugal han cancelado la rueda de prensa conjunta que estaba prevista para esta tarde y en la que iban a comentar sus últimas impresiones antes del momento cumbre de la competición.

Portugal, en calidad de anfitrión, y España, Italia, Alemania, Francia y el Reino Unido como miembros del llamado Big Five, el grupo fundador de Eurovisión, han pasado directos a la final y eran los últimos en tener un contacto con la prensa que, según indica el festival en un comunicado, se ha cancelado por deseo de los equipos de estos países.

“Las delegaciones involucradas prefieren que sus artistas tengan tiempo de descansar y concentrarse en el pase del jurado”, precisaron los organizadores del festival en un escueto comunicado.

Una decisión que no ha sorprendido demasiado en la sala de prensa, donde los periodistas internacionales han seguido otro ensayo general, previo al pase del jurado, para conocer las puestas en escena definitivas.

“No es la primera vez. Creo que el problema es el viento. Lisboa es una ciudad con mucho viento y el problema es la garganta. Ellos prefieren no hablar y concentrarse en la actuación ante el jurado”, comentó a Efe el periodista italiano Simone Zamignan, de Radio Due Laghi.

Así, se reservan con la excepción de estos dos pases para hoy, en los que actúan en el orden definitivo que ha sido establecido por la Unión Europea de Radiodifusión (UER) y divulgado hoy.

Ucrania será el primer país en subir al escenario e Italia el último, mientras que los representantes de España, Amaia y Alfred, actuarán en segundo lugar.

Es una posición que se califica de “maldita” en los pasillos del edificio en el que trabaja la prensa, contiguo al Altice Arena de Lisboa, puesto que nadie que haya cantado en segundo lugar, en las 62 ediciones ya celebradas del festival, ha ganado.

La mayoría de los vencedores ha actuado siempre en la segunda mitad del gala final, lugares en los que, curiosamente, cantarán este año los favoritos al triunfo, según las casas de apuestas, Israel y Chipre.

En concreto, Chipre será penúltimo con el tema “Fuego”, de Eleni Foureira, que ya en los ensayos ha puesto al auditorio a bailar, en tanto que “Toy”, de la israelí Netta Barzilai, será el vigésimo segundo tema en escucharse en el Altice Arena.

Otros favoritos que saldrán en la segunda parte son la República Checa, Finlandia, Suecia e Irlanda, gran sorpresa al clasificarse tras cinco años, con un tema íntimo que cuenta sobre el escenario un amor homosexual.

Mientras, el anfitrión, Portugal, presentará su canción, “O Jardim”, en octava posición.

Junto a las actuaciones, hoy se ensayan con mimo los otros grandes momentos de la gala, que los portugueses, que la organizan por primera vez, consideran un evento de primera magnitud para mostrar el país.

Por ello, además de cumplir escrupulosamente con el guión que sigue siempre el festival, han preparado apariciones de excepción, como la del brasileño Caetano Veloso, que interpretará junto al vencedor del año pasado, el portugués Salvador Sobral, la balada que conquistó en la edición de 2017 a Europa, “Amar pelos dois” (Amar por los dos).

También habrá fado, de la mano de las prestigiosas artistas portuguesas Ana Moura y Mariza, encargadas de llevar tradición a una gala en la que lucharán por la victoria desde lo vistoso de Chipre hasta lo reivindicativo de Francia, que dedica su tema a los refugiados. EFE