El mejor jugador de póker es español

El mundo del póker es, por definición, competitivo. Aunque es cierto que no es ninguna obligación tomarse las partidas como si te fuera la vida en ellas, no es de extrañar que, incluso en timbas con amigos, los jugadores se lo tomen muy en serio. Por otro lado, sobra decir la altísima competitividad a la que son sometidos los profesionales del póker cada vez que participan en un torneo. Además, considerando que se apuesten dinero real y que el bote final son millones de euros, no hay posibilidad de rebajar la tensión durante la competición.

En la historia del póker español, han sido muchos los jugadores, profesionales o aficionados, que han sabido llevar esa presión con mucha dignidad. Hoy en día, destaca sobre todo el nombre de Adrián Mateos, para muchos considerado el mejor jugador de póker de la historia. Carlos Mortensen y Sergio Aido son otras dos figuras nacionales que han ayudado a catapultar el juego practicado aquí a la cima del sector del póker mundial.

La estrecha relación que existe entre el popular juego de naipes y España empieza hace muchos años. A pesar de que muchos fechan sus orígenes en otros juegos de cartas chinos, persas y franceses, otros aseguran que el póker es una evolución de un juego llamado “primero”, muy común en nuestro país en el siglo XVI. Ahora bien, la popularización de la modalidad actual no llegó hasta que Estados Unidos se puso al frente, y es el modelo a seguir de jugadores como Mateos.

Adrián Mateos, historia del póker español

El mejor jugador de póker es un español nacido hace 25 años en la pequeña localidad madrileña de San Martín de la Vega. Hoy respaldado por 888 Poker, Adrián Mateos descubrió su afición por este juego cuando tenía tan solo 16 años. El hobby terminó convirtiéndose rápidamente en su vocación profesional y es por esto que decidió prepararse, leyendo libros especializados y estudiando estrategias, para entrar por todo lo alto en el mundo profesional cuando cumpliera los 18.

Los esfuerzos no tardaron en dar sus frutos. En primer lugar, llegaron las victorias en torneos celebrados en varios puntos de España. Por ejemplo, ganó su primer premio en la competición celebrada en el Casino Gran Madrid y, poco después, se hizo con el Estrellas Poker Tour, también en la capital. Habiendo triunfado en su país, Mateos conquistó Europa ganando un brazalete de la Serie Mundial de Póker, el cual logró dos veces más en tan solo dos años.

El duro entrenamiento de Mateos

Ser el mejor solo es posible con mucho trabajo y sacrificio. Eso bien lo sabe Adrián Mateos, que ha decidido instalar en su casa un pequeño “laboratorio” en el que entrena unas diez horas al día. Cuando no está en torneos celebrados en alguno de los casinos más prestigiosos del mundo, el madrileño invierte todo su tiempo en hacer de todo menos relajarse. Dedica tardes y noches en frente de su ordenador, practicando estrategias y técnica en plataformas de póker online.

Según el joven español, nunca habría conseguido llegar ni mantenerse en el circuito internacional si no fuera por una estricta rutina de trabajo. Buscando ese lugar donde poder dedicarse en exclusiva a su profesión, le llevó a trasladar su residencia a Londres. Curiosamente, es algo bastante común entre los jugadores de póker españoles, ya que en el Reino Unido no existen impuestos sobre las ganancias relacionadas con el juego. Es así como Mateos puede disfrutar libremente de sus 12 millones de euros.

Un referente para otros jugadores

Adrián Mateos se ha convertido ya en un referente del póker internacional. Asimismo, otros grandes jugadores que, a día de hoy, todo aficionado a este juego de apuestas debería conocer son Phil Ivey, John Juanda o Daniel Negreanu. Bruno Foster es otro as del póker actual. Especialmente conocido en su Brasil natal, es de gran reconocimiento su contribución a la popularización del juego en el país. Además, podríamos decir que se ha convertido en un gran embajador de la nación como destino turista para los amantes del póker.

En España también hay otros excelentes jugadores aparte de Mateos. Antes de él, Raúl Maestre o Andrés Artiñano ya destacaban tanto en el circuito nacional como el internacional. Leo Margets se hizo bastante popular por ser una de las primeras mujeres en llegar a lo más alto. Eso sí, ninguno de estos ha conseguido el primer puesto de Mateos en el prestigioso ranking Global Poker Index.

El futuro del póker dentro y fuera de España

Solo en España, por ejemplo, el póker generó 81,8 millones de euros en 2018, lo que supone un 11,07 % de la industria y se sitúa por detrás de las apuestas y el casino. Como tantas otras partes del sector del juego, el futuro del póker, tanto nacional como internacional, pasa por su presencia en Internet.

Las tecnologías de realidad virtual y la inteligencia artificial harán mucho más fácil que esta vertiente online del juego de cartas crezca todavía más en el futuro. Las innovaciones enriquecerán la experiencia de los usuarios, y, sin duda, ayudarán a que en los próximos años aparezcan más jugadores tan exitosos como Adrián Mateos.