El meteoro que golpeó anoche a Durango también dañó, y mucho, a Canatlán y su población

La misma tormenta que causó la catástrofe en Durango provocó inundaciones altamente dañinas en distintas colonias de Canatlán y la lluvia no ha cedido del todo, de modo que todavía se temen más consecuencias.

Escenas de guerra quedaron de la tromba.

Escenas de guerra quedaron de la tromba.

Eduardo Villaseñor, encargado de prensa del municipio de Canatlán, asegura que el mismo fenómeno que alcanzó a Durango, golpeó y fuerte a Canatlán.

Las colonias más dañadas son: Jardines, 11 de Julio y fraccionamientos del rumbo. Cientos o miles de casas también fueron penetradas por el agua y los efectos en muebles y aparatos domésticos no se hicieron esperar.

Hay incalculables daños también en numerosos hogares canatlecos y aunque personal de Protección Civil del Municipio atiende lo posible, también rebasan las necesidades, las consecuencias.2d95d472-5d38-4781-9a5b-b86801f8a5b5-min-1

Agua y más agua por todas partes.

Mientras tanto, el vado de San José, que es el que permite el paso por la carretera Francisco Zarco a Martín López y toda la región, ha sido cerrado, pues el agua lo ha rebasado por tres o cuatro metros, si no es que más.

Y a estas alturas quién sabe qué pasaría con el puente, que históricamente ha sido de adorno, pues cede ante las primeras avenidas fuertes de agua como la que nos ocupa.

Los daños en casas habitación aun son inimaginables, toda vez que en Canatlán y muchos municipios del interior, el material para la construcción más utilizado por la gente es el adobe, o la tierra pues, aun cuando no resiste lo más mínimo ante la lluvia.

La agricultura, igual que en Durango, ha sido arrasada. No se tiene una información puntual sobre los efectos en la fruticultura, pero deben ser igual de debastadores como se presentan en las áreas de cultivo en las cercanías de Durango.29a30263-ed7a-4c3c-ae14-0192e48a7c2d-min-2

El vado de San José

Y el bulevar Enrique W. Sánchez, principal puerta de acceso a Canatlán, de nuevo resiente anegación en diversos puntos, sobre todo en el punto cercano a la curva del Frigorífico.

Mantenemos este vía de comunicación abierta con Canatlán para seguir de cerca la evolución del mortífero meteoro que nos ha pegado, pero sobre todo para orientar con puntualidad a los muchos miles de internautas que nos están leyendo en distintos países del mundo, pero particularmente de los Estados Unidos, por lo que se deduce que entre ellos pudiese haber gente originaria de Canatlán que quiere informarse de su tierra, y aquí estamos para eso.36bfadb5-9052-492b-8bc3-a17cfa6bd7e7-min

Trabajadores del municipio buscando la salida del agua.