El mexicano Daniel Suárez competirá este año en la máxima categoría NASCAR

Daniel Suárez

Houston (EE.UU.), 12 ene (EFEMEX).- El piloto Daniel Suárez sigue haciendo historia dentro del automovilismo de la categoría NASCAR al convertirse en el primer mexicano que va a competir a tiempo completo en la modalidad más popular en Estados Unidos como es la Serie Cup.

Suárez, de 25 años, después de haber conseguido el año pasado el título en la Serie Xfinity, una división inferior de la NASCAR, y ser el primero piloto nacido fuera de Estados Unidos que lo lograba, ahora ya es oficialmente piloto del equipo Joe Gibbs Racing.

La llegada de Suárez al prestigioso equipo se da después de que el estadounidense Carl Edwards, de 37 años, decidiera no seguir más en la competición, aunque no ha dicho que se vaya a retirar.

El puesto de Edwards lo ocupará Suárez, que de esta manera se convierte en el primer piloto mexicano que llega a la Serie Cup de la NASCAR y lo hace con el equipo más dominante en la máxima división del automovilismo de vehículos de fábrica.

Suárez también se convierte en el segundo piloto latinoamericano que va a competir en la primera categoría de la NASCAR después que entre el 2006 y el 2013 lo hiciese el colombiano Juan Pablo Montoya, que luego se pasó a la modalidad de la IndyCar.

El piloto nativo de Monterrey vuelve a ser la gran atracción para los aficionados mexicanos y latinoamericanos que cada vez tienen más interés en la competición de la NASCAR.

Ese es el objetivo que siempre ha manifestado Suárez desde que llegó a la competición y la que tienen los directivos de la NASCAR, que también quieren demostrar su filosofía de admitir dentro de su organización a pilotos que provengan de las minorías.

Suárez, tras comenzar su carrera en la NASCAR México, se ha convertido en el segundo piloto del programa de diversidad de la NASCAR que alcanza la Serie Cup.

El programa tiene el propósito de promover el deporte, principalmente el desarrollo de pilotos, entre minorías y mujeres.

El piloto mexicano se mudó solo a Carolina del Norte para continuar la carrera, aprendió a hablar inglés viendo televisión y compitió con éxito por las diferentes divisiones de la NASCAR hasta llegar a formar parte del cuarteto de pilotos de Joe Gibbs Racing.

Suárez siempre ha reconocido que su objetivo era llegar a la máxima categoría y hacerlo no ha sido sólo el resultado de su esfuerzo sino de todas las personas que le ayudaron y confiaron en él desde que comenzó a competir en México.

Ahora es consciente que tras haber alcanzado el “sueño” de su vida como corredor, debe demostrar que está capacitado para competir en la mejor categoría NASCAR e intentar tener también protagonismo en la Serie Cup, donde sabe que están los mejores pilotos.

Sin embargo, su filosofía no va a cambiar y no será otra que centrarse en si mismo, en lo que pueda dar junto a su equipo y vehículo, pero sobre todo aprender de los mejores de cara a superarse en cada carrera.

Su llegada a la máxima categoría de las NASCAR es otra muestra más del gran momento que vive el deporte del automovilismo mexicano con pilotos importantes en las competiciones internacionales como es la Fórmula Uno, donde se encuentra Sergio Pérez.

México también tendrá este año de nuevo la organización del Gran Premio de Fórmula 1, que se va a disputar en la Ciudad de México.

Suárez destaca que todo los avances conseguidos en el deporte del automovilismo en su país no son producto de la casualidad y de la suerte sino todo lo contrario del gran esfuerzo y excelente trabajo que han realizado muchas personas.

Ahora la meta de Suárez, como único piloto latinoamericano que habrá en la NASCAR, es luchar más que nunca para poner siempre en alto el nombre de México y Latinoamericana dentro del deporte del automovilismo estadounidense.EFEMEX