Inicio > Noticias > Internacional > El ministro ruso de Defensa y Al Asad abordan el alto el fuego en Idlib

El ministro ruso de Defensa y Al Asad abordan el alto el fuego en Idlib

Moscú, 23 mar (EFE).- El ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, abordó hoy con el presidente de Siria, Bachar al Asad, la manera de garantizar un cese de hostilidades estable en la zona de desescalada de Idlib tras el alto el fuego establecido en esa provincia del noroeste del país árabe.

“Durante las conversaciones se abordaron cuestiones para garantizar un cese estable de las hostilidades en la zona de desescalada de Idlib, estabilizar la situación en otras partes de Siria, y varios aspectos de la cooperación técnico-militar en el marco de una lucha conjunta contra grupos terroristas internacionales”, indicó en un comunicado el Ministerio de Defensa de Rusia.

El ministro ruso y Al Asad también hablaron de los “problemas” relacionados con la asistencia humanitaria para la población siria y la restauración del potencial económico de la república con la ayuda de especialistas rusos, según la misma fuente.

El pasado día 20 el propio presidente ruso, Vladímir Putin, ya abordó por teléfono estas cuestiones con Al Asad, pero ha preferido enviar a Damasco a Shoigú para conversar en persona con el mandatario sobre las principales cuestiones del cumplimiento del alto el fuego en Idlib, acordado a principios de mes entre Moscú y Ankara.

Rusia, aliada de Damasco, y Turquía, valedora de la oposición siria, acordaron el 5 de marzo en Moscú un nuevo cese de hostilidades en Idlib, último bastión opositor del país, para atajar la escalada de la tensión que siguió a la muerte de más de una treintena de soldados turcos en un ataque de las tropas sirias.

Además del alto el fuego, Moscú y Ankara acordaron crear un “corredor de seguridad” y patrullas conjuntas a lo largo de la carretera M4, que une Alepo con Latakia.

Precisamente este lunes, Rusia y Turquía efectuaron el segundo patrullaje conjunto a lo largo de la M4 después del que realizaron el pasado día 15, pero al igual que entonces tuvo que ser acortada la ruta “debido a motivos de seguridad”, de acuerdo con Defensa.

Turquía se ha comprometido a tomar medidas para “neutralizar a los grupos radicales extremistas que impiden el movimiento de los convoyes” a lo largo de la ruta, según Moscú.

Las patrullas conjuntas deben garantizar la seguridad de los civiles que se trasladan a lo largo de la carretera, pero también prevenir la reanudación de las hostilidades.

Idlib, donde el Ejército sirio y su aliada Rusia efectuaban hasta el alto el fuego una ofensiva, está prácticamente dominada por el Organismo de Liberación del Levante, una alianza islamista en la que está incluida la exfilial siria de Al Qaeda, a la que Moscú y Damasco consideran “terrorista”.

Además de esta alianza, el Frente Nacional de Liberación, integrado principalmente por facciones sirias que operan bajo el paraguas del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS), combate contra las tropas leales al presidente sirio y cuenta con el respaldo de Turquía. EFE