El Museo Internacional del Barroco abre sus puertas en la ciudad de Puebla

635902287454091191wPuebla (México), 4 feb (EFEMEX).- El Museo Internacional del Barroco, diseñado por el japonés Toyo Ito, abrió hoy sus puertas al público con la aspiración de convertirse en “un icono cultural” de la ciudad mexicana de Puebla y un “referente internacional”.

En el recinto los visitantes podrán conocer la esencia barroca de los siglos XVII y XVIII hasta los rasgos del neobarroco, a través de obras y exposiciones itinerantes procedentes de más de 14 países del mundo.

Es un museo “de clase mundial que reflejará la modernidad y proyectará el futuro inspirándose en la grandeza de nuestro pasado”, afirmó el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, en la ceremonia inaugural en la que estuvo acompañado por el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa.

“El edificio del museo es en sí mismo una obra de arte”, señaló al aludir al diseñador Toyo Ito, quien fue contratado un año antes de recibir el premio Priztker de Arquitectura 2013, considerado el Nobel de esta disciplina.

“Estoy convencido que el Museo Internacional del Barroco se convertirá en un icono cultural capaz de demostrar que es posible imaginar y construir una Puebla diferente y mejor”, apuntó el gobernador (2011-2017).

El titular de Cultura hizo un recorrido histórico desde la llegada del barroco al país junto con el Catolicismo y la importancia de preservar la historia y el legado de ese pasado a través de un museo de talla internacional.

Consideró muy apropiado el nombre del museo, ya que “si hay un movimiento cultural auténticamente internacional, cosmopolita y universal, ese es el barroco”.

Dijo estar seguro de que el museo va a ser un éxito por su “inversión multimedia, lo que permite que no pierda vigencia” y que proyecte su “misión como un museo internacional”.

Sobre el recinto, destacó que se trata de una de las “obras de la arquitectura universal más significativas” del país y felicitó al gobernador por haber sacado adelante “un proyecto así en tan poco tiempo”.

Es el primer proyecto cultural del país financiado por el Gobierno federal a través del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), el estatal y la iniciativa privada, con una inversión total de 1.742 millones de pesos (unos 95 millones de dólares).

El museo, que cuenta con una extensión de 18.000 metros cuadrados, fue construido en un espacio de cinco hectáreas ubicado en el sur de Puebla, a unos 140 kilómetros de la capital mexicana

El visitante podrá conocer la historia de Puebla, considerada cuna del barroco en México con joyas como la Catedral, la Biblioteca Palafoxiana, la biblioteca pública más antigua de América (1646), o la Iglesia de Tonanzintla, en el municipio de San Andrés Cholula.

Cuenta con ocho salas de exposiciones permanente, dos para muestras temporales y una para colecciones especiales, 20 salones interactivos, salas de conferencias, auditorio, biblioteca, restaurante y espacios al aire libre.

Las salas permanentes -Teatro in mundi, Angelópolis, Sentimiento Barroco, Pintura y Escultura, Letras Barrocas, Deleitar y Conmover, Artificios del oído y Barroco Contemporáneo- ofrecen una visión integral de las distintas manifestaciones de este movimiento cultural desde sus orígenes hasta nuestros días.

Las temporales albergan las exposiciones “Marajás Neobarrocos, esplendor de las vestimentas reales de India” y “Tornaviaje: La Nao de China y el Barroco en México 1565-1815”, dedicada al Galeón de Manila.

Esta última exposición contiene 19 piezas que fueron cedidas temporalmente por el Museo Naval y el Archivo del Museo Naval de Madrid. Se trata de objetos de navegación de la época, como cuadrantes, octantes, astrolabios o cartas esféricas.

Después de su exhibición en Puebla, una ciudad famosa por la cantidad de iglesias y universidades que alberga, la muestra recalará en el Museo Franz Mayer de la capital mexicana. EFEMEX