El norte de África no acepta crear “plataformas” para devolución de migrantes

Viena, 14 sep (EFE).- La propuesta de Austria, país que preside este semestre la UE, de crear en el norte de África plataformas adonde llevar a los migrantes rescatados en el mar en su ruta hacia Europa no ha recibido aún el respaldo de ninguno de los países de tránsito, según quedó patente hoy en una conferencia sobre el tema.

“Nadie ha dicho que no, pero nadie ha dicho que sí, y esto es lo que me hace ser un poco pesimista” aseguró el comisario europeo de Migración, Dimitris Avramópulos, tras una conferencia sobre migración en Viena en la que han participado países de la UE y del norte de África.

El comisario indicó que la idea de esos campos o plataformas es “imposible” y que la Unión Europea no va a “subcontratar” su responsabilidad.

Avramópulos dijo que sí es posible trabajar para lograr más cooperación con los Estados africanos.

El alto cargo europeo indicó que los socios comunitarios tienen que encontrar primero una postura común antes de dirigirse con propuestas a terceros países.

También el ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, indicó que ninguno de los países africanos representados hoy en la conferencia se ha mostrado partidario de acoger tales centros de desembarco.

“Es muy difícil que un país acepte ser el muro (contra la inmigración). Todos los países tienen su dignidad y todavía parece que cuesta reconocer esto”, señaló a los medios.

Su homólogo austríaco, Herbert Kickl, uno de los principales partidarios de crear esas plataformas, reaccionó al ser preguntado sobre el tema diciendo que ningún país africano ha aceptado la propuesta pero tampoco la ha rechazado.

“Soy optimista. Si no lo fuera, sacaría la bandera blanca y eso significaría capitular ante la criminalidad internacional de trafico de personas”, dijo el ministro, miembro del ultranacionalista Partido Liberal (FPÖ) que gobierna en coalición con el Partido Popular austríaco.

Kickl se mostró sorprendido por la “impaciencia” ante una idea que, dijo, comenzó a debatirse hace sólo dos meses.

Austria defiende que los migrantes interceptados tratando de llegar a Europa sean devueltos a los países de tránsito y que sea allí donde se decida quién tiene derecho a asilo y a ser recibido en Europa. EFE