El oficialismo arropa a Morales frente a las marchas para que deje el poder

Agencia EFE

La Paz, 10 oct (EFE).- Miles de seguidores arroparon hoy al presidente de Bolivia, Evo Morales, en un acto en La Paz con motivo del Día de la Democracia, convertido por el oficialismo en un refrendo hacia su líder, frente a la oposición y las plataformas ciudadanas que le exigen que no se perpetúe en el poder.

Evo Morales encabezó la marcha convocada por la Central Obrera Boliviana (COB), una de las organizaciones afines a su Gobierno, para conmemorar los 36 años de la recuperación de la democracia en Bolivia.

La marcha comenzó en El Alto, ciudad vecina de La Paz, con la participación de movimientos sociales que desfilaron con banderas de Bolivia, otras azules del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) y “wiphalas” multicolores de las comunidades originarias.

El mandatario se unió a la cabeza de la marcha agarrando la bandera roja de la COB y empezó a caminar saludando a los ciudadanos.

A su paso, muchos transeúntes se acercaban para sacarse una fotografía con el mandatario, darle la mano y abrazarle, mientras que otros prefirieron llevar algún regalo o echarle mixtura, papel picado de colores azul y blanco.

La gente vitoreaba el nombre del mandatario y estribillos como “Evo amigo, el pueblo está contigo”, hasta llegar a la céntrica plaza San Francisco, donde miles de personas, la mayoría con camisetas azules del MAS, esperaban la llegada del mandatario.

Representantes de movimientos sociales afines tomaron la palabra para agradecer a Morales el trabajo realizado en sus doce años en el poder y darle su respaldo para presentarse a las elecciones de 2019.

“Esta concentración garantiza el proceso de cambio, garantiza la repostulación de nuestro presidente y desde aquí hay que decirle a quienes quieren volver, que no van a volver jamás”, expresó el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, en referencia a la derecha opositora.

En su discurso, Morales sostuvo que la COB y las organizaciones agrupadas en la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) convocaron a esta movilización para decir su “verdad” sobre la recuperación de la democracia.

“Saludo esta concentración para que sepa la derecha. La derecha viene de la dictadura y los movimientos sociales son los que han recuperado la democracia”, afirmó.

Según Morales, algunos políticos que estuvieron en gobiernos anteriores “quieren volver” a gobernar el país, pero aseguró tener “mucha confianza en la conciencia del pueblo boliviano” que sabe “exactamente identificar quienes nos hicieron mucho daño”.

Para hacer frente a Morales, por ahora el único candidato confirmado desde la oposición es el expresidente boliviano Carlos Mesa para los comicios del próximo año en Bolivia.

El oficialismo repartió a su líderes por las principales ciudades del país para conmemorar esta fecha en distintos actos matutinos.

Por la tarde diversas plataformas ciudadanas también saldrán a las calles en varias ciudades de Bolivia en defensa de la democracia y del resultado del referéndum de 2016 que negó la posibilidad de reformar la Constitución para autorizar al jefe de Estado a presentarse a una nueva reelección.

Sin embargo, en 2017 el Tribunal Constitucional de Bolivia avaló la reelección indefinida del presidente.

Esta mañana, algunas calles de distintas ciudades estaban cerradas con sillas y banderas de Bolivia que pedían respeto al referéndum.

El 10 de octubre de 1982 Bolivia retornó a la democracia con el inicio de la presidencia de Hernán Siles Zuazo, quien no obstante tuvo que renunciar en agosto de 1985 por presiones sindicales y conflictos políticos que hicieron insostenible su gestión. EFE