El paraguayo Darío Verón dice que está tranquilo porque no insultó a nadie

Veron-650x435México, 8 ene (EFE).- El paraguayo Darío Verón, defensa y capitán de los Pumas de la UNAM, dijo hoy que está tranquilo porque no insultó a nadie de forma racista como lo señaló el jueves el colombiano Darwin Quintero, del América.

Quintero y Verón se vieron envueltos en una polémica en las semifinales del pasado Apertura 2015 cuando Quintero declaró que Verón había utilizado insultos racistas en contra suya, pero ayer el colombiano dijo que los ataques fueron contra el ecuatoriano Michael Arroyo.

“Él puede decir lo que quiera, yo ya declaré, yo estoy muy tranquilo conmigo mismo porque nunca insulté a nadie, yo no dije nada de racismo”, dijo Verón a medios este día.

“Hace 22 días fui a declarar, fui con la gente de la Comisión Disciplinaria y creo que si quieren saber detalles (Quintero y Arroyo) que vayan con la gente de la Comisión para saber bien. Yo no tengo problema porque soy un tipo derecho y sincero”, añadió.

Verón y su equipo pasaron por el aeropuerto de la Ciudad de México para viajar a Monterrey donde mañana visitarán al equipo local en la primera jornada del Clausura 2016.

Por su parte, el técnico Guillermo Vázquez anticipó que ante el Monterrey se dará un partido “complicado de visita” porque su rival tiene jugadores talentosos “esperamos hacer un buen partido y sacar un buen resultado”.

Vázquez, quien metió al equipo a la final del pasado Apertura, comentó que su escuadra tuvo “poco tiempo de preparación” para enfrentar el torneo por lo que estarán haciendo “un gran esfuerzo para poder iniciar lo mejor posible”.

Recordó que los objetivos son los mismos de siempre para el equipo: sumar la mayor cantidad de puntos, clasificar a la Liguilla y hacer un buen papel en la Copa Libertadores.

“Por primera vez voy a estar en la Libertadores y eso es algo importante y especial para mí”, señaló Vázquez y advirtió que integraron un equipo competitivo al firmar algunos refuerzos como los colombianos Luis Quiñones y Francisco Meza. EFEMEX