Inicio > Noticias > Internacional > El Parlamento australiano sufre un ciberataque presuntamente foráneo

El Parlamento australiano sufre un ciberataque presuntamente foráneo

Sídney (Australia), 8 feb (EFE).- El Parlamento australiano informó hoy de que fue blanco anoche de un “sofisticado” ciberataque en su red de ordenadores, mientras las agencias de seguridad del país oceánico investigan los posibles vínculos con gobiernos extranjeros.

“No hay evidencia de que se hayan accedido a los datos o se hayan robado, pero el asunto es materia de una investigación”, según un comunicado conjunto del presidente de la Cámara Baja, Tony Smith, y el del Senado, Scott Ryans.

En el comunicado, que no da pistas de posibles sospechosos, los dos representantes del Legislativo insistieron en que “no hay evidencias de que sea un intento de influir en los procesos parlamentarios o perturbar o influir en los procesos políticos y electorales”.

Tras el ataque, el legislativo adoptó una serie de medidas, como el cambio de las contraseñas, añadió la nota.

Fuentes consultadas por la cadena ABC indicaron que la respuesta al ataque fue rápida pero que los háckers fueron esta vez “sofisticados”, y que detrás de ellos podría estar un gobierno extranjero, opción en la que no se descartó a China. 

En 2015, los ordenadores de la Oficina de Meteorología de Australia fueran objeto de un ciberataque masivo presuntamente orquestado por China, lo que llevó al gobierno australiano a reforzar las medidas de seguridad ante el espionaje extranjero.

En diciembre, Australia se unió a Estados Unidos y Reino Unido en las condenas por la supuesta campaña de ciberataques contra la propiedad intelectual y datos comerciales en todo el mundo atribuidos a China.

Esa denuncia vinculaba al grupo conocido como Advanced Persistent Threat 10 (APT 10) con el Ministerio de Seguridad de Estado chino para atacar a gran escala a los proveedores de servicios gestionados (MSP, en inglés).

El Centro Nacional de Seguridad Cibernética británico concluyó que APT 10 era responsable, al menos desde 2016, de los ataques contra empresas especialistas en servicios informáticos y de infraestructuras para muchas organizaciones y empresas medianas y grandes en Australia y el resto del mundo. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: