El Parlamento boliviano cuestiona a la Justicia en el caso de “La Manada”

La Paz, 15 mar (EFE).- La decisión de una jueza de conceder arresto domiciliario para un menor procesado en un caso de violación grupal en Bolivia, conocido como “La Manada”, fue cuestionada este viernes en el Parlamento del país.

“Nos parece totalmente negativo, como un antecedente para la justicia, para las mujeres que sufren violencia y para la transparencia de los actos procesales por parte de algunos responsables del Ministerio Público”, declaró la presidenta de la Cámara de Senadores de Bolivia, la oficialista Adriana Salvatierra.

La presidenta compareció ante los medios en La Paz para anunciar que la Asamblea Legislativa de Bolivia requerirá un informe escrito y oral, tras quedar en arresto domiciliario un chico de 14 años que estaba recluido en un centro de menores por este caso.

“La Asamblea Legislativa está de lado de la víctima y fundamentalmente velando que se haga justicia y si para eso tenemos requerir el uso de herramientas que hacen parte del proceso de fiscalización, por supuesto los vamos a realizar”, advirtió, según un reporte del Parlamento.

La Asamblea requerirá al Ministerio Público que informe sobre la investigación del caso y acerca de “algunos cuestionamientos” que a su juicio genera el procesamiento de los cinco jóvenes acusados, incluido el menor.

Salvatierra compareció junto a la presidenta de la Comisión de Justicia Plural, Ministerio Público y Defensa Legal del Estado en la Cámara de Diputados de Bolivia, la también oficialista Valeria Silva.

La diputada destacó que la Asamblea Legislativa activó sus mecanismos de fiscalización en este caso, “que no puede quedar desde ningún punto de vista en la impunidad”, de acuerdo con el reporte del Parlamento.

Silva demandó que sea el fiscal general de Bolivia, Juan Lanchipa, quien informe ante la Comisión sobre este proceso.

La concesión del arresto domiciliario generó el rechazo desde distintas instancias en Bolivia, como colectivos feministas que advirtieron de que la medida podría otorgarse también al resto que están detenidos de forma preventiva en una cárcel de Santa Cruz, la ciudad boliviana donde ocurrieron los hechos.

“Hoy es un día funesto para la Justicia y las Mujeres”, lamento a través de Twitter Jessica Echeverría, una reconocida activista cruceña.

La activista se preguntó en la red social “cómo le decís a ella que él esta libre”, en referencia a la joven de 18 años que denunció la agresión.

El caso ocurrió en diciembre pasado, cuando los cinco jóvenes fueron acusados de haber abusado sexualmente de la muchacha en un motel en Santa Cruz, la mayor ciudad de Bolivia, donde tuvo que ser ingresada en terapia intensiva en un hospital.

El suceso generó polémica e indignación en el país, donde en redes sociales se lo comparó con el caso de “La Manada” de España, el grupo de cinco jóvenes condenados a nueve años de prisión por la agresión sexual a una chica en las fiestas de San Fermín en 2016. EFE