El Partido Aprista retira proyecto que pretendía mutilar referéndum en Perú

Lima, 12 oct (EFE).- El Partido Aprista Peruano (PAP), del expresidente Alan García, informó hoy que ha decidido retirar un proyecto de ley que buscaba que en el referéndum convocado para el próximo 9 de diciembre por el Ejecutivo no se consulte sobre la bicameralidad del Congreso y la no reelección de parlamentarios.

El congresista aprista Jorge Del Castillo anunció, en un mensaje publicado en Twitter, que la iniciativa fue presentada “por error” y, por tanto, su agrupación reafirma su “voluntad de apoyar el referéndum y la no reelección”.

El también legislador aprista Javier Velásquez Quesquén confirmó esa decisión y dijo que se tomó “en coherencia” con su “posición institucional de apoyo al referéndum y a la no reelección”.

El proyecto había sido presentado este jueves con las firmas de cuatro parlamentarios del PAP y uno del partido fujimorista Fuerza Popular y planteaba revocar el acuerdo que votó el pleno del Legislativo sobre el referéndum en los temas de bicameralidad y la no reelección de parlamentarios.

Así, los peruanos solo podrían votar el 9 de diciembre sobre las reformas de la Judicatura y la financiación de los partidos políticos.

El intento de cambiar el acuerdo entre el Legislativo y el Ejecutivo fue rechazado hoy por el primer ministro, César Villanueva, quien afirmó que el referéndum se realizaría en los términos ya pactados “así llueva o truene”.

Villanueva añadió que tanto el Jurado Nacional de Elecciones como la Oficina Nacional de Procesos Electorales ya se encuentran trabajando en la organización de la consulta popular, que fue convocada por el presidente mediante un decreto supremo.

El pasado 9 de octubre, Vizcarra firmó el decreto mediante el cual se convocó el referéndum con las cuatro reformas que planteó el Ejecutivo, si bien, en una decisión que sorprendió a muchos, anunció que pediría el “no” a la consulta sobre el retorno a la bicameralidad del Congreso.

Vizcarra argumentó que esa reforma fue “desnaturalizada” por el Legislativo, que incorporó cambios a su propuesta que, entre otras cosas, limitaban la autoridad constitucional al presidente de disolver al Congreso si se niega la confianza a dos gabinetes de ministros durante su gestión. EFE