El pastor puertorriqueño Raschke da gracias por las libertades de Nicaragua

(Actualiza con la detención de un joven)

Unored

Managua, 10 jun (ACAN-EFE).- El pastor puertorriqueño Jorge Raschke, de las Asambleas de Dios, dio hoy las gracias a Dios por las libertades que aún conserva Nicaragua, y comparó la situación actual con la de otros países como China o Sudán para evidenciar las mejoras existentes.

“Denle las gracias a Dios por las libertades que aún hay en Nicaragua. Recibirme aquí (ahora) da muestra de un cambio”, dijo el religioso, durante un acto celebrado este domingo en la Plaza de la Revolución.

Raschke, que ha llegado a Managua sin la invitación de la Conferencia Evangélica Pentecostés de las Asambleas de Dios de Nicaragua y que ya ha defendido al presidente nicaragüense, Daniel Ortega, en otras ocasiones, pidió a los asistentes no fiarse de la prensa nacional, pero sobre todo de la extranjera.

En su discurso, pronunciado ante centenares de personas que miraban al cielo para ver si les daba una tregua por la incesante lluvia que ha caído durante las últimas horas en la capital nicaragüense, el pastor ha dicho: “Yo creo en la libertad de prensa, pero no creo en el libertinaje”.

Aunque solo hizo mención específica al canal CNN, Raschke pidió a los asistentes no confiar en los medios de comunicación, pues aunque los periodistas hacen su trabajo luego sus directores y sus editores cambian las cosas, y criticó que clase de evangelismo se está pregonando hoy en día.

A los asistentes les pidió ignorar a la serpiente “del rencor y de la violencia” e ir a la “voz de la palabra”: “Nicaragua estás a tiempo. Iglesia unete a la oración”.

En sus palabras también recordó a todos los nicaragüenses asistentes que la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización de las Naciones Unidas, entre otros, no son jueces, pues solo Dios lo es.

Dentro del recinto, una patrulla de la Policía Nacional detuvo a un joven por alterar el “orden público”, según contó uno de los agentes a Acan-Efe, y aunque no entró en más detalles la gente del área señaló que el muchacho llevaba un cuchillo.

En Nicaragua, un país de 6,3 millones de habitantes, el 58,5 % de la población se considera católica, mientras que los evangélicos suman más del 40 %, según estimaciones oficiales y las iglesias.

Nicaragua, que hoy cumple 54 días de la crisis sociopolítica más sangrienta desde los años 80 con 139 víctimas, está a la espera de que el presidente Daniel Ortega responda a una carta que los obispos le entregaron con una propuesta de “democratización” del país, ante lo cual pidió tiempo para “reflexionar”.

Las protestas contra Ortega y contra su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción. EFE