El presidente de Túnez deja en suspenso la remodelación del Gobierno

Túnez, 6 nov (EFE).- El presidente de Túnez, Beji Caïd Essebsi, dejó hoy en suspenso la reforma parcial del Gabinete que decidió anoche el primer ministro tunecino, Yusef Chahed, en una nueva muestra del conflicto político entre ambos políticos.

Chahed, que cuenta además con la oposición de gran parte de su partido, la coalición Nidaa Tunis, sustituyó a última hora de la noche de ayer a trece ministros para tratar de sacar al país de la parálisis política y la aguda crisis económica en la que está sumido.

Los cambios no afectaron a los ministerios más importantes como Exteriores, Finanzas o Interior y hoy se toparon con el rechazo de una parte de los miembros de Nidaa Tunis, que dirige el hijo del presidente, Hafed Caïd Essebsi, y que llegaron incluso a tildar la reestructuración de “golpe de Estado”.

Otros responsables del partido gubernamental insistieron también hoy en la posición que defiende el hijo del presidente, que desde hace semanas exige a Chahed que abandone el cargo o se someta a una moción de confianza en el Parlamento, que domina el partido islamista Ennhada.

Esa formación, que lidera Rachid Gannouchi, es la clave para una remodelación que el presidente de Túnez no puede legalmente frenar.

Debe ser el parlamento, donde Ennahda domina tras la decisión de un importante número de diputados de Nidaa Tunis de abandonar la formación, el que debe rechazar o aprobar los cambios en el Ejecutivo tunecino.

Essebsi, cuyas relaciones con el primer ministro se han deteriorado en los últimos meses, dijo hoy no obstante que no puede respaldar el cambio ministerial, por considerar que no fue presentado de la forma correcta, y exigió a Chahed “más explicaciones”. EFE