Inicio > Columnas > El presunto fraude del 2006

El presunto fraude del 2006

 

Borrego dixit

Salvador Borrego, Ph. D.

La lucha por el poder, opus 45

11-11-2020

En el contexto de su decisión de escatimar la felicitación a Joe Biden, el presidente AMLO hizo referencia a la elección del 2006, que según él fue fraudulenta.

Yo seguí aquella elección desde el 2003, y fui dando cuenta pública de su evolución y, al final, cuando ya no se podían hacer públicos los resultados, los presentamos ante notario público.

El día previo a la elección nuestras estimaciones fueron 33.99% para Calderón vs 25.17% para AMLO, pero fue aquella una elección polarizada, los pobres eran una fortaleza sólida de AMLO, de modo que correspondía hacer un ajuste por sesgo telefónico, resultando de ello 33.93% para Calderón vs 33.56% para AMLO. Muy similares a los resultados oficiales que fueron 35,88% para Calderón y 35,31% para AMLO.

Es claro que nuestra estimación fue un clarísimo empate técnico; nuestros estudios no pudieron avalar que Calderón ganó, pero tampoco que AMLO ganó. Pero también podemos afirmar, categóricamente, que nuestros resultados no descalifican a los oficiales que dieron el triunfo a Calderón.

Es claro, sin embargo, que en tales circunstancias siempre queda espacio para la duda y la suspicacia, pero AMLO, con el aval ciego de sus seguidores, la convirtió en certeza de fraude. Un auto-engaño de AMLO, que pudo convertir en un auto-engaño colectivo.

En lo que no hay duda, y de eso el libro en que dejé testimonio de aquella elección es una prueba, es que AMLO fue derrochando, error tras error, una ventaja enorme que hacía suponer inevitable su triunfo.

Hoy vivimos una situación similar. Error tras error, va fraguando el fracaso de su proyecto presidencial, por no decir de su 4T, que ya se prefigura como un mal chiste.