El PRI no participará en debate convocado por el Consejo Coordinador Empresarial

 

  • Dado que no se ha invitado a todas las fuerzas políticas
  • La participación de sus candidatos en debates queda sujeto a la estrategia de campaña

Los candidatos del PRI no participarán en el debate convocado por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), debido a que no se han invitado a todas las fuerzas políticas y porque las reglas se han fijado unilateralmente.

Así lo dio a conocer el presidente estatal del PRI, diputado Luis Enrique Benítez Ojeda, al señalar que si el deseo de cada organismo y del propio CCE es escuchar las propuestas, visión y compromiso de los candidatos del PRI, juntos o por separado, “estaremos atentos y abiertos a dialogar para encontrar, en todo caso y de ser viable, mecanismos que hagan posible esta interacción y relación que sirva a Durango y a los duranguenses”.

Además, señaló que el PRI sólo participará en los debates y encuentros que convoquen las autoridades electorales, como son el Instituto Nacional Electoral (INE) en el caso de las elecciones para Senadores y Diputados Federales y en los que convoque el Instituto Electoral de Participación Ciudadana (IEPC) para el caso de las elecciones a diputados locales, afirmó su dirigente estatal, diputado Luis Enrique Benítez Ojeda.

Asimismo, dijo que la participación de sus candidatos en debates también queda sujeto a juicio de la estrategia de campaña se considere pertinente asistir, siempre y cuando en los mismos se garantice la imparcialidad en los mismos, así como la participación de todos los candidatos registrados ante la autoridad electoral competente.

Enrique Benítez Ojeda dijo que se tiene claro que el debate y la confrontación de ideas, es un ejercicio que contribuye, sin duda, al fortalecimiento de la democracia porque ayuda a los electores a contrastar propuestas, proyectos y visiones de gobierno.

Agrega que para que este ejercicio tenga verdaderamente el sentido democrático que representa, debe ser convocado por la autoridad electoral, pues ésta al ser un órgano imparcial, es también garante inequívoca de la equidad en el proceso electoral.

También señala que el PRI tiene claro que diversos organismos empresariales y de la propia sociedad civil, tienen interés en organizar debates, foros, encuentros y otro tipo de reuniones con la participación de los candidatos de diversas fuerzas políticas.

“Pero en lo general estos eventos sólo buscan la participación de algunas de dichas fuerzas y no la totalidad de las que participan en la contienda, por lo que se excluye la visión y voz de todos los candidatos, privilegiando solo a algunos de ellos, por lo que los ejercicios a que se convoca no brindan absoluta equidad, mostrando con ello un sesgo importante que en una sociedad democrática no debe de ocurrir”, dijo.

Participar o no en un debate, encuentro y otro tipo de reuniones similares, que no organice la autoridad electoral, debe ser en todo caso una decisión basada en la estrategia de cada uno de los contendientes y de ninguna manera debe considerarse como una acción obligatoria.