El público podrá visitar la sala con restos del rey de Tailandia en 15 días

rey de Tailandia, Bhumibol AdulyadejBangkok, 15 oct (EFE).- El público podrá visitar la sala del Gran Palacio Real donde se encuentran los restos del monarca tailandés, Bhumibol Adulyadej, fallecido el pasado jueves, a partir del 30 de octubre, informó hoy la Casa Real.

Las personas interesadas podrán acceder a la sala del trono Phiman Rattaya en el recinto real, donde ayer fueron trasladados los restos del venerado monarca desde el Hospital Siriraj, según el diario Bangkok Post.

Las autoridades también abrieron al público hoy la sala Sahathai Samakhom en el Gran Palacio Real para que los interesados puedan firmar en el libro de condolencias, que estará disponible hasta el jueves de la semana próxima.

El protocolo en ambos casos exige la vestimenta de color negro en señal de duelo.

Durante este periodo de luto, el recinto, que también incluye el conocido templo del Buda Esmeralda, estará cerrado para las visitas turísticas.

Según la legislación, la regencia recae temporalmente en el presidente del Consejo Privado, Prem Tinsulanonda, de 96 años, aunque no ha habido ningún anuncio oficial por parte de la Casa Real al respecto.

El príncipe heredero, Vajiralongkorn, de 64 años, afirmó el jueves que quería pasar un periodo de duelo antes de ser proclamado monarca, según señaló el primer ministro, Prayut Chan-ocha.

El Gobierno decretó un periodo de luto de un mes, en el que se han cancelado conciertos y eventos, mientras que la ceremonia de incineración del monarca está previsto que tenga lugar dentro de varios meses, según es habitual con miembros de la realeza.

Sin embargo, la Autoridad Turística de Tailandia señaló en un comunicado que la mayoría de las atracciones turísticas permanecerán abiertas, así como los bancos, hospitales y otros servicios públicos.

Las autoridades no dieron una orden explícita, pero algunos restaurantes y bares han decidido limitar el horario de apertura o la venta de alcohol, al menos durante los próximos días.

Bhumibol, que reinó con el nombre de Rama IX dentro de la dinastía Chakri, se encontraba grave tras ser sometido el pasado sábado a una hemodiálisis en el Hospital Siriraj, donde estaba ingresado desde hacía más de un año.

El monarca fallecido, que era el decano de los jefes de Estado en el mundo tras siete décadas en el trono, es el único rey que ha conocido la mayoría de los tailandeses, que lo tenían como un ser casi divino, símbolo de unidad y guía de la nación.

El fallecimiento del reverenciado soberano abre una serie de interrogantes sobre el futuro de Tailandia debido a que Vajiralongkorn ha vivido gran parte de su vida en el extranjero desconectado de los quehaceres de la Corona y no ha heredado la popularidad de la que gozó su padre. EFE