El pudor aleja a los hombres de la atención médica: ISSSTE.

El pudor, algunos mitos y la desinformación en la población masculina retrasan el diagnóstico de padecimientos como el cáncer de próstata; uno de los tumores malignos más frecuente en el hombre, apuntó Jesús Orrante Reyes, médico adscrito al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado

Explicó que después de la cuarta década de edad el hombre debe efectuarse, una vez al año, estudios referentes a la próstata, explicó el facultativo de los servicios médicos del Hospital General del ISSSTE “Dr. Santiago Ramón y Cajal”, con la finalidad de detectar oportunamente cualquier anomalía en su estado de salud.

El ultrasonido, dijo el especialista del Instituto, es una de las formas de evaluar la próstata, permitiendo identificar si hay crecimiento en esta y a qué se debe dicha situación (como la presencia de tumores). Añadió que existen diversos métodos para el estudio de la próstata, por lo que es importante que el paciente se acerque al médico y este le indique la mejor opción según el caso.

Disminución del calibre o interrupción en el chorro de orina, aumento en la frecuencia para orinar por las noches, dificultad para orinar, dolor o ardor al orinar, presencia de sangre en la orina y malestar a nivel de espalda o caderas, son algunas de las señales de los problemas prostáticos, mencionó.

El ultrasonido es un método de detección, es decir un estudio de gabinete que apoya para el diagnóstico clínico del paciente (determinar la enfermedad), comentó el médico del ISSSTE; facilitando otorgar un tratamiento oportuno y efectivo, así como pronósticos más favorables para el paciente, concluyó.