Inicio > Noticias > Internacional > El realismo mágico colombiano llega a Londres con José Antonio Suárez Londoño

El realismo mágico colombiano llega a Londres con José Antonio Suárez Londoño

Paula Baena Velasco

Londres, 6 jun (EFE).- Todos y cada uno de los días de la semana José Antonio Suárez Londoño (Colombia, 1955) se sienta a dibujar, una férrea disciplina que le ha valido una prolífica obra de dibujos y grabados que, por primera vez, puede verse en el Reino Unido.

“Always Drawing” (siempre dibujando) es el nombre de la exposición que la galería Ordovas de la capital británica dedica a este artista y que es fruto de la fascinación que siente por él la directora del espacio, Pilar Ordovás.

“Le descubrí en 2013 en la 55 edición de la Bienal de Venecia. Recuerdo entrar en una sala oscura llena de sus dibujos y pasarme horas mirándolos”, rememoró este jueves la española en una entrevista con Efe.

Ordovás quedó prendada y la casualidad -o la causalidad- quiso que tiempo después un amigo en común lograra poner en contacto en Madrid a los dos y surgiera una colaboración que ha desembocado en esta muestra.

El realismo mágico colombiano que encontró su máxima expresión en aquel Macondo de Gabriel García Márquez vuelve a hacerse palpable en los dibujos de José Antonio Suárez Londoño, autoapodado JASL, que por primera vez han cruzado el Atlántico para alcanzar las islas británicas.

Se trata de un artista que “bebe de todas las fuentes que encuentra a su alrededor”, tal y como explicó Ordovás, lo que ha convergido en una obra que, a pesar de limitarse a dibujos y grabados en papel, es muy variada y mezcla la figuración y la abstracción.

“Es un erudito pero, al mismo tiempo, tiene algo muy cercano, muy mágico, muy especial”, indicó la galerista, que hizo hincapié en la capacidad del pintor para gustar a un público de lo más diverso.

Para gente que no sepa mucho de arte, explicó, “entra por los ojos” gracias a la “variedad de papeles, de medios y de técnicas que utiliza”, pero para alguien que sí sepa de esto, se ve que es “un artista que ha mirado a los antiguos maestros y que conoce la obra de todo artista impresionista, moderno y contemporáneo”.

Uno de sus favoritos es el francés Edgar Degas, al que representa en varios de sus dibujos junto con sus famosas bailarinas en cuadros que, como todos los que componen su trayectoria, carecen de título para que sea el espectador el que saque sus propias conclusiones.

La capacidad para hacer que las personas se queden contemplando su obra es, para Ordovás, una de sus más destacadas características y es la envidia de muchos de los creadores de moda, para quienes su mayor objetivo es precisamente ese.

A pesar de ser una eminencia en su tierra natal el reconocimiento internacional le ha tardado más en llegar, algo que Ordovás aplaude porque piensa que se lo merece “muchísimo”, y lo pone en valor puesto que muchos artistas “ni siquiera tienen ese reconocimiento durante su vida”.

Una de las peculiaridades de JASL que más le gusta a la galerista es que todos los viernes sale a las calles de Medellín, la ciudad donde reside y que le vio nacer, para enseñar a un grupo de jóvenes y dibujar con ellos.

Una anécdota que pone de manifiesto la calidad humana de este pintor, que ha tenido una enorme influencia en generaciones posteriores de artistas colombianos como Johanna Calle, Mateo López, Nicolás Paris y Bernardo Ortíz.

El diáfano espacio blanco que ocupa la galería Ordovas en el corazón de la ciudad del Támesis tendrá las paredes cubiertas con cien dibujos y cincuenta grabados realizados entre 1997 y 2018 del sudamericano hasta el próximo 3 de agosto y todos ellos están a la venta. EFE

%d bloggers like this: