El Reino Unido revisará la normativa sobre el uso medicinal del cannabis

Fumanchu

Londres, 19 jun (EFE).- El Gobierno británico revisará la normativa sobre el uso medicinal del cannabis, lo que podría llevar a la prescripción de fármacos con ese componente en el Reino Unido, anunció hoy el ministro del Interior, Sajid Javid.

Javid explicó en la Cámara de los Comunes las medidas que tomará el Ejecutivo después de que en los últimos días se haya conocido el caso de dos niños epilépticos a los que cuesta obtener cierta medicación a base de cannabis, que se comercializa en países extranjeros pero es ilegal en el Reino Unido.

El ministro dijo que la jefa médica del Gobierno, Sally Davis, estudiará qué productos derivados de la planta “pueden tener un beneficio médico” y luego el Consejo asesor sobre el abuso de drogas dirimirá si hay que cambiarles la categoría normativa para que puedan ser recetados.

Actualmente, el cannabis tiene categoría 1 dentro de las regulaciones de 2001 sobre el abuso de drogas en el Reino Unido, lo que significa que no se le atribuye valor terapéutico y su distribución o posesión son ilegales.

En base a la lista de Davis, el Consejo asesor determinará si hay que cambiar la clasificación, “sopesando los posibles daños y las necesidades de salud pública”, explicó Javid.

“Si la revisión concluye que existen beneficios médicos significativos, entonces procederemos a la reclasificación”, aseguró.

Javid subrayó que “de ninguna manera esto es un primer paso hacia la legalización del cannabis para uso recreativo” en el país.

“Este Gobierno no tiene ningún plan en absoluto para legalizar el cannabis (que se considera una droga de clase B de una escala de tres) y las penalizaciones por la posesión y distribución no autorizadas se mantendrán sin cambios”, declaró.

La intervención del ministro se produce después de que los líderes de otros partidos políticos británicos hayan pedido legalizar el cannabis o al menos despenalizarlo para fines medicinales.

Mientras se efectúa la revisión, los dos niños que requieren la medicación a base de aceite cannabis, de seis y 12 años, recibirán una licencia temporal. EFE