El rey saudí invita al emir de Catar a cumbre del CGG pese al bloqueo

Doha, 4 dic (EFE).- El jefe de Estado catarí, el emir Tamim bin Hamad al Zani, recibió hoy un mensaje del rey saudí, Salman bin Abdelaziz, para invitarle a la cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CGG) que se celebrará en Riad, pese a las inexistentes relaciones diplomáticas, informó la agencia catarí QNA.

“El emir Tamim bin Hamad recibe un mensaje escrito del rey de Arabia Saudí que incluye una invitación para asistir a la 39ª cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo”, que tendrá lugar el próximo 9 de diciembre en Riad, según esa agencia.

QNA no ha precisado si el emir va a aceptar y acudir a la capital saudí.

Esta invitación se produce en un momento en el que ambos países no tienen relaciones diplomáticas después de que Arabia Saudí, junto a Baréin, Egipto y Emiratos Árabes Unidos, le impusieran en junio de 2017 un bloqueo económico al pequeño emirato por su relación con Irán y “apoyo al terrorismo”, lo que Doha ha negado.

Llega además al día siguiente de que Catar anunciara que abandonará la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) el próximo 1 de enero para tener independencia y poner en práctica sus planes de aumentar la producción de hidrocarburos.

El año pasado Kuwait, que actúa como mediador en el conflicto de la crisis, invitó a Catar a la cumbre de la CGG que se celebraba en Kuwait, aunque Doha solo envió una representación ministerial y los países que le vetaron le hicieron el vacío e incluso llegaron a amenazar con no sentarse en la misma mesa en la cumbre.

El CGG está integrado por Catar, Omán, Kuwait, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Baréin.

El pasado 6 de noviembre, el emir catarí lamentó que el bloqueo económico impuesto contra su país ha revelado el “fracaso” del CCG, ya que Doha ha salido reforzada de la crisis.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Catar, Mohamed Abdulrahman Al Zani, tildó el 30 de noviembre en Nueva York de “ineficiente” el papel del CGG, incluso para solucionar los problemas surgidos entre sus miembros. EFE