El Salvador inicia conmemoración de 38 años de asesinato de monseñor Romero

Diario Digital Nuestro País

San Salvador, 17 mar (ACAN-EFE).- El Salvador inició hoy la conmemoraron del 38 aniversario del asesinato de monseñor Óscar Arnulfo Romero con una “peregrinación de la luz” por las calles de San Salvador y en la que cientos de fieles pidieron que su canonización se realice en el país centroamericano.

“Esperamos que nuestro papa haga la canonización en el país y es importante que se cumpla porque es lo que como pueblo salvadoreño esperamos”, dijo a Acan-Efe Adonay Martínez, quien cargaba una escultura de madera del obispo asesinado el 24 de marzo de 1980 por un escuadrón de la muerte.

Martínez señaló que los salvadoreños recibieron la noticia de la canonización de monseñor Romero “contentos y felices” y que “los jóvenes están motivados con el santo”, conocido popularmente desde hace años como “San Romero de América”.

El papa Francisco firmó el 7 de marzo pasado el decreto del milagro por intercesión del arzobispo y por el que será proclamado santo, sin que el Vaticano haya dado a conocer la fecha y lugar de la canonización.

Los cerca de 700 fieles peregrinaron con grandes pancartas y afiches del religioso, llamado también “la voz de los sin voz”, desde la plaza al Divino Salvador del Mundo, lugar en el que fue beatificado el 23 de mayo de 2015 en una misa multitudinaria.

“A Dios elevamos nuestro canto, porque El Salvador ahora tiene su Santo” y “con monseñor Romero los pobres son primero”, gritaban los niños, jóvenes y ancianos que caminaron hasta la Catedral Metropolitana de San Salvador para celebrar una misa y una vigilia.

Jeremías Orellana, un hondureño que llegó a El Salvador para conmemorar el aniversario del “martirio” del religioso, comentó a Acan-Efe que la autorización del papa Francisco de elevar a los altares a Romero fue bien recibida fuera de este país.

“Es una noticia que llena de alegría a pueblos tan sufridos como El Salvador, Honduras y Nicaragua” y “es de esos aires frescos que llenan el espíritu”, acotó Orellana, quien hizo votos para que la ceremonia se celebre en la tierra de Romero.

Los actos culturales y religiosos, organizados por la Fundación Monseñor Romero, han tenido replica en otros países como Estados Unidos, donde el cardenal salvadoreño, Gregorio Rosa Chávez, celebró una misa este viernes con miles de católicos.

Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un escuadrón armado de la derecha mientras oficiaba misa en la capilla del hospital de cáncer Divina Providencia de San Salvador, en los días previos al estallido del conflicto armado salvadoreño (1980-1992).

Un informe de la Comisión de la Verdad de la ONU de 1993 determinó que el exmayor del Ejército y fundador del partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Roberto D’Aubuisson, dio la orden de asesinar al religioso.

El Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador reabrió en mayo de 2017 el proceso penal contra un capitán del Ejército, Álvaro Rafael Saravia, único acusado del magnicidio y en paradero desconocido. ACAN-EFE