El Senado de México elige a nueva ministra de la Suprema Corte

México, 12 mar (EFE).- El Senado de México eligió este martes a Yasmín Esquivel Mossa como nueva ministra de la Suprema Corte, una de las tres candidatas que el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, había propuesto ante la cámara.

Esquivel ocupará su cargo en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por un periodo de 15 años, en sustitución de Margarita Luna Ramos.

En una segunda ronda de votación, Esquivel sumó 95 votos, en su mayoría de senadores del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena), para conseguir el apoyo requerido de las dos terceras partes del órgano legislativo.

Por su parte, Loretta Ortiz obtuvo seis votos y Celia Maya no registró sufragios, mientras que 19 votos fueron en contra de la terna.

Tras la votación, el presidente del Senado, Martí Batres, tomó protesta a Esquivel Mossa, quien es esposa del empresario José María Riobóo, contratista del presidente Andrés Manuel López Obrador cuando este fue jefe de Gobierno de Ciudad de México (2000-2005).

En su carrera, Esquivel ha sido magistrada en la Sala Superior del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la capital y trabajó en la Procuraduría General de Justicia (fiscalía) de Ciudad de México.

Durante el debate, las tres candidatas prometieron trabajar para acabar con la impunidad que, dijeron, impera en México.

Los opositores Partido Acción Nacional (PAN) y Partido Revolucionario Institucional (PRI) no votaron en favor de ninguna de las tres candidatas al no considerarlas óptimas para el cargo debido a su cercana relación con López Obrador.

La Constitución de México establece que los ministros de la Suprema Corte deben contar con 10 años de experiencia jurídica y no haber ocupado ningún cargo de elección popular ni haber formado parte de ningún Gobierno.

Además, indica que deben ser nombradas “personas que hayan servido con eficiencia, capacidad y probidad en la impartición de justicia o que se hayan distinguido por su honorabilidad, competencia y antecedentes profesionales en el ejercicio de la actividad jurídica”.

Dos de las candidatas, Esquivel y Maya, protagonizaron una fuerte polémica la semana pasada cuando cuestionaron las adopciones por parte de parejas del mismo sexo durante sus intervenciones en la cámara alta.

“Se tendría que analizar y revisar si es conveniente para el niño llegar a una familia donde los dos (padres) sean del mismo sexo”, dijo Esquivel.

Mientras que Maya, tras teorizar sobre el hipotético caso de un niño que tiene padres del mismo sexo, aseveró: “No quiero arriesgarme a decir cuál es mi punto pero yo pienso que tenemos que pensar en el menor”. EFE