El socialdemócrata Alckmin dice que Brasil necesita “inversión” y “reformas”

Último Segundo – iG

Sao Paulo, 16 ago (EFE).- El exgobernador de Sao Paulo Geraldo Alckmin, candidato a la Presidencia por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), afirmó hoy que Brasil necesita “inversión” y continuar en la senda de las reformas económicas.

“Brasil tiene todo para recuperarse”, pero “necesita inversión y para eso necesita confianza de que el país va a estar haciendo los cambios correctos” y seguir con “las reformas” necesarias, dijo Alckmin.

El aspirante asistió este jueves en el primer día de campaña electoral a un foro en Sao Paulo organizado por el Grupo Mujeres de Brasil, en el que participaron otros seis del total de trece candidatos presidenciales.

También asistieron el senador Alvaro Dias, el laborista Ciro Gomes, el exministro de Hacienda Henrique Meirelles, la ecologista Marina Silva, el empresario Joao Amoedo y la sindicalista Vera Lúcia.

Asimismo, Alckmin indicó que es necesario “pacificar” el país para “avanzar en el área social” y no tomar el camino del “odio, el radicalismo o el extremismo”.

También resaltó que actuará para que el gigante latinoamericano sea “más competitivo”, prometió desburocratizar el país y garantizó un sistema de salud “de calidad” con una mejor gestión y “profesionales bien capacitados”.

Alckmin, médico de profesión y exgobernador del estado de Sao Paulo, el mayor colegio electoral del país, ya fue candidato presidencial del PSDB en 2006, en las que fue reelegido para un segundo mandato Luiz Inácio Lula da Silva, hoy en la cárcel y condenado a doce años y un mes por corrupción.

En sus conclusiones, el candidato socialdemócrata dijo que, si es elegido, se “empeñará en hacer un gobierno inspirado en las mujeres”.

Según los últimos sondeos, el candidato socialdemócrata cuenta con un 6 % de intención de voto, por debajo del ultraderechista Jair Bolsonaro (17 %), hoy ausente, de la ecologista Marina Silva (13 %) y del laborista Ciro Gomes (8 %).

Eso en un escenario sin Lula ya que el expresidente lidera las encuestas (30 %) con una amplia ventaja sobre el resto de adversarios, a pesar de estar virtualmente inhabilitado por la ley que impide que condenados en segunda instancia, como es su caso, puedan postularse a cualquier cargo electivo. EFE