El ultimo seísmo de 7,3 grados en el sur de Japón causa otros 13 muertos

Nuevo sismo deja 57 muertosTokio, 16 abr (EFE).- El terremoto de 7,3 grados que golpeó el suroeste de Japón la madrugada del sábado ha dejado al menos 13 muertos y un millar de heridos en una región donde un día antes otro potente temblor se cobró nueve víctimas mortales.


El último seísmo ocurrió a las 01.25 hora local (16.25 GMT del viernes) en la prefectura de Kumamoto, en la costa occidental de la isla de Kyushu, y su hipocentro se situó a unos 10 kilómetros de profundidad.

En el pueblo de Aso alcanzó el nivel seis en la escala japonesa (que tiene un máximo de siete), que se centra más en las zonas afectadas que en la intensidad del temblor.

Trece personas han perdido la vida por el momento como consecuencia del último terremoto y más de 1.000 están recibiendo tratamiento médico por heridas de diversa consideración, informó la cadena de televisión japonesa NHK.

La sacudida causó en Aso el derrumbe de más de medio centenar de casas donde quedaron atrapados algunos de sus habitantes, dijo el portavoz del Gobierno, Yoshihide Suga, tras una reunión de emergencia.

Por su parte, la agencia Kyodo afirmó que 11 personas se encuentran atrapadas en varios lugares como consecuencia de los corrimientos de tierra.

Más de 27.000 personas han sido evacuadas de sus casas y los cortes de electricidad y gas han afectado a unos 180.000 hogares en toda la prefectura de Kumamoto, donde también se han cancelado los vuelos y recorridos de trenes bala o Shinkansen.

La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) descartó la alerta de tsunami a raíz del seísmo, mientras que la empresa que opera la planta nuclear de Sendai, que se encuentra a unos 120 kilómetros al sur del epicentro y que es la única actualmente operativa en el país, informó de que ésta continúa operando sin problemas.

Desde el momento del terremoto hasta las 08.00 hora local (23.00 GMT del viernes) se han producido 25 réplicas, según la JMA, que ha alertado de la posibilidad de que se produzcan nuevos temblores, incluso algunos de elevada intensidad.

Una de las réplicas alcanzó los 5,4 grados de magnitud en la escala abierta de Richter, según medios locales.

Un primer seísmo ocurrido el jueves ocasionó, además de los nueve muertos, 1.126 heridos en 13 municipios y 44.400 personas fueron evacuadas, de las que 16.000 procedentes de 18 localidades aún permanecen fuera de sus casas, según los datos más recientes ofrecidos por las autoridades japonesas.

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, canceló el viaje que tenía previsto a la zona azotada por el seísmo para visitar a algunos de los afectados. (1)EFE