El vicepresidente electo de Taiwán, católico practicante en una isla budista

chen-chien-jenTaipei, 24 ene (EFE).- El vicepresidente electo de Taiwán, Chen Chien-jen, es, además de un reconocido epidemiólogo clave en la lucha contra el Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS), un católico practicante en un isla mayoritariamente budista.


Chen es uno de los menos de 280.000 católicos de una isla de 23,5 millones de habitantes con menos de 280.000 católicos, según datos proporcionados hoy a Efe por el sacerdote chileno, Miguel Ángel González, de la Universidad Fujen, y además habla con frecuencia de su fe en los medios sociales.

“Taiwán es una sociedad diversa, con gente de todo tipo de etnias y creencias religiosas. Eso es lo que la hace valiosa. Sin importar la creencia personal, el núcleo de todas las religiones es el amor, la paz y la misericordia. Creo que todos podemos ser sembradores de amor”, manifestó Chen en su página de Facebook.

Chen Chien-Jen, de 64 años, vicepresidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (Academia Sinia) durante la epidemia de SARS que, entre noviembre de 2002 y julio de 2003, causó 774 muertes en el mundo, fue nombrado ministro de Salud y controló la epidemia en la isla.

Su labor fue muy reconocida, ya que, debido a la oposición de China, Taiwán estuvo excluida de la Organización Mundial de Salud (OMS), lo que obstaculizó su acceso a las investigaciones y recursos de ese organismo en la lucha contra el SARS.

A finales de 2003, Taiwán controló la epidemia, tras registrar 37 muertes entre los 346 contagiados, una proporción del 11 por ciento, inferior al 17 por ciento de Hong Kong, donde el número de infecciones fue cinco veces superior, a pesar de que su población es tres veces menor a la de la isla.

La presidenta electa de Taiwán, Tsai Ing-wen, dijo que había nombrado a Chen candidato a la vicepresidencia por su actuación en la lucha contra el SARS.

Después de dejar el Ministerio de Salud de Taiwán en 2005, Chen ingresó en el Consejo Científico Nacional de Taiwán, para luego convertirse en vicepresidente de la Academia Sínica.

Chen es conocido en el mundo académico por sus estudios sobre el arsénico y la hepatitis crónica, y busca convertir a la isla en un centro biomédico de nivel mundial.

Políticamente, el vicepresidente electo de Taiwán ha estado siempre fuera de las formaciones y no pertenece al Partido Democrata Progresista de Tsai.

Tsai Ing-wen ganó las elecciones presidenciales con el 56,1 por ciento de los votos el 16 de enero de 2016, y su partido, el PDP, obtuvo la mayoría absoluta en el Parlamento taiwanés, con 68 de los 113 escaños.(1)EFE