El World Press Photo lleva a Bélgica la memoria fotográfica del presente

Elisa Manrique Sastre

Lieja, 11 nov (EFE).- La muestra World Press Photo (WPP) llega a Bélgica para “conectar al mundo con las historias que importan”, según declaró a Efe la comisaria de la exposición, Sophie Boshouwers, en la presentación de 160 fotografías que abren una ventana hacia la realidad de nuestros tiempos.

La asociación “Les territoires de la mémoire” (Los territorios de la memoria) acoge la exposición mundial de fotoreporterismo con la 61 edición de la WPP en el centro Cité de Miroir de Lieja, en el noroeste de Bélgica, con imágenes nominadas o premiadas en ese reputado concurso de fotografía periodística.

Las instantáneas que se exponen muestran desde conflictos sociales o problemas medioambientales hasta la vida cotidiana de las personas divididas en ocho categorías: noticias generales, noticias de actualidad, temas contemporáneos, medio ambiente, gente, naturaleza, deportes y proyectos a largo plazo.

La exposición traslada al visitante a realidades como la guerra en Siria y la crisis de los rohinyás en Birmania o a las protestas en Venezuela de la mano del fotoperiodista venezolano ubicado en México, Ronaldo Schemidt, galardonado como la mejor fotografía del World Press Photo 2018, a la que más de 4.000 fotógrafos de 125 países presentadas un total de 73.044 instantáneas.

Con esta exhibición la fundación busca que “la gente vea estas historias y aprendan lo que está pasando en el mundo en la actualidad”, explicó a Efe la comisaria de la exposición, Sophie Boshouwers.

“Lo que queremos es que cuando las personas vean la fotografía se paren, piensen, sientan y actúen porque podemos ir a una exposición e irnos a casa luego pero sería estupendo si hiciéramos algo sobre la situación en el mundo” añadió Boshouwers.

Por su parte, el director de Territoires de la Mémoire, Jacques Smits, y su director adjunto, Philippe Marchal, dijeron a Efe que la WPP “no es sólo una exposición fotográfica, sino que es una herramienta pedagógica para hacer reflexionar a la gente” sobre el estado en el que se encuentra el mundo en la actualidad.

La Cité de Miroir, que acogerá la WPP hasta el 13 de enero de 2019, espera una afluencia de unos 15.000 visitantes de nacionalidades diversas ya que Lieja se encuentra en una zona “privilegiada por su cercanía con Alemania y Holanda”.

En esta edición, la muestra reivindica también la posición de la mujer porque muchas de las fotografías mostraban la situación problemática de las féminas en algunos países, como por ejemplo las mujeres soldado o el doloroso planchado de senos que sufren algunas niñas en Camerún, pese a que solo 5 de los 49 finalistas de 2018 fueran fotógrafas.

Por este motivo, la organización está trabajando con organizaciones con el objetivo de encontrar mujeres fotógrafas como por ejemplo, la International Women’s Fund (IWF) en Estados Unidos.

Durante la presentación, no faltó un mural repleto con imágenes en gran premiadas a lo largo de la historia de un certamen que celebró su primera edición en 1955, cuando el galardón para la mejor imagen del año fue para el danés Mogens von Haven por la instantánea de un accidente en una carrera de motocilismo.

Junto a ella, la imagen de la niña del napalm de la guerra de Vietnam, de Nick Ut (1972), el golpe de Estado del teniente coronel Antonio Tejero en España en 1981, del que fuera fotógrafo de Efe Manuel Barriopedro, el dolor de las víctimas del conflicto de Yemen capturado por el español Samuel Aranda en 2012 hasta el asesinato del embajador ruso Andrey Karlov, del turco Burhan Ozbilici (2017).

La edición de 2019 del certamen, cuya convocatoria está abierta hasta el próximo 3 diciembre, abrirá nuevas categorías para las mejores narrativas periodísticas visuales en línea e interactivas.

World Press Photo es una organización independiente y sin ánimo de lucro fundada en la capital holandesa en 1955 y que premia cada año los mejores trabajos del fotoperiodismo internacional. EFE