Eligen al nuevo jefe del Poder Judicial de Perú tras escándalo de corrupción

Lima, 6 dic (EFE).- El magistrado Jose Luis Lecaros Cornejo, de 68 años, fue elegido hoy como nuevo presidente del Poder Judicial de Perú, que permanecía con una jefatura interina tras la renuncia en julio pasado de Duberlí Rodríguez debido a una grave trama de corrupción descubierta en ese organismo, informaron fuentes oficiales.

Lecaros sucederá a Víctor Prado Saldarriaga, que asumió el cargo de forma interina, luego de que en julio pasado el magistrado Duberlí Rodríguez renunciara a la presidencia del Poder Judicial tras revelarse una grave trama de corrupción al interior de la Judicatura.

Lecaros fue elegido en una votación de la Sala Plena de la Corte Suprema en la que recibió seis votos, frente a los cuatro de la otra candidata al cargo, Elvia Barrios, mientras otros siete magistrados votaron en blanco y hubo un sufragio anulado.

Lecaros, un abogado nacido en la ciudad sureña de Arequipa, con estudios en la Universidad Católica de Santa María, fue presidente de la Corte Superior de Arequipa en 2001 y llegó a la Corte Suprema peruana en 2007, donde actualmente presidía la Sala Penal Transitoria.

Tras su elección de hoy, Lecaros se comprometió a realizar una labor eficiente y transparente en el sistema de justicia, así como a combatir la corrupción.

“Prometo al país que pondré todo mi esfuerzo y mis 50 años de experiencia en el servicio del Estado a fin de poder brindar a la ciudadanía un servicio de justicia eficiente, transparente y totalmente alejado de la corrupción”, manifestó.

El magistrado deberá continuar desde el próximo 2 de enero con el proceso de reforma del Poder Judicial, que tras descubrirse la red de corrupción en la Judicatura fue declarado en emergencia.

Esta trama llevó al Congreso a intervenir y disolver el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), que será reemplazado por una Junta Nacional de Justicia propuesta por el Ejecutivo y cuya formalización será sometida a referéndum este domingo.

Esta consulta popular busca cambiar la forma de elección de jueces y fiscales en el país mediante un concurso público de méritos y una evaluación personal, a fin de combatir el tráfico de favores y enfrentar la corrupción en la carrera judicial y en la administración de justicia. EFE