ELN agradece apoyo de la Iglesia y reitera su voluntad de diálogo con Duque

Pulzo.com

La Habana, 28 jul (EFE).- El jefe negociador de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), Pablo Beltrán, agradeció hoy a la Iglesia colombiana su apoyo en el proceso de paz con el Gobierno de Colombia en funciones y reiteró su voluntad de diálogo con el presidente electo, Iván Duque.

Beltrán expresó su gratitud al líder de la Conferencia Episcopal de Colombia, Monseñor Óscar Urbina, en una misiva firmada en La Habana, sede de las conversaciones desde mayo pasado, y publicada este sábado en el portal ELN-Paz.

El líder guerrillero reconoció el respaldo de los obispos colombianos al hacer balance en un “momento de cierre”: la conclusión este fin de semana del sexto ciclo de diálogo con la administración del presidente saliente Juan Manuel Santos, después de 17 meses de iniciado el proceso de paz.

“Le informamos que en el cierre de este sexto ciclo seguimos trabajando por el logro de un acuerdo para pactar un nuevo cese el fuego bilateral, temporal y de carácter nacional”, aseguró el jefe negociador del ELN.

La guerrilla pidió a la Iglesia que participe nuevamente en el mecanismo de verificación “necesario para este nuevo cese el fuego” y valoró la presencia de los prelados en la comisión verificadora del armisticio anterior, cumplido del 1 de octubre de 2017 al 9 de enero de 2018.

“En el ELN mantenemos plena disponibilidad para proseguir estas conversaciones en la búsqueda de una solución política del conflicto interno que nos aproxime hacia la paz, contando con la participación de la sociedad en este esfuerzo”, insistió Beltrán.

El Ejército de Liberación Nacional reafirmó su disposición de recibir el 7 de agosto, día de la toma de posesión de la nueva administración, a “los delegados del Gobierno del presidente Duque”.

El viernes Pablo Beltrán adelantó “avances” en las negociaciones del nuevo alto el fuego en una nota publicada en la web ELN-Paz.

El jefe de la delegación insurgente indicó que estaban resolviendo los “puntos rojos” de la tregua, referidos a la suspensión de operaciones y a la circulación sin restricciones de las fuerzas militares y policiales por los territorios.

La canciller colombiana, María Ángela Holguín, viajó hoy a La Habana al frente de una comitiva de altos cargos colombianos y mediadores para tratar de cerrar los flecos pendientes del acuerdo, que debe quedar concluido en los próximos días, según la agencia estatal cubana Prensa Latina.

Las negociaciones entre el ELN y el Gobierno colombiano comenzaron su fase pública en febrero de 2017 en Quito, desde donde se trasladaron a La Habana, cuando el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, retiró a su país como garante y sede del proceso de paz. EFE