miércoles, diciembre 1, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Embajador israelí va a zona de derrumbe en Miami y se solidariza con víctimas

Embajador israelí va a zona de derrumbe en Miami y se solidariza con víctimas

Miami, 2 jul (EFE).- El embajador de Israel en EE.UU., Gilad Erdan, visitó la zona del derrumbe parcial de un edificio en Surfside, en el condado de Miami-Dade (Florida), que ha dejado hasta el momento 20 muertos y aún hay 128 personas desaparecidas, y transmitió su solidaridad a las familias de las víctimas y los rescatistas.

Erdan confirmó al diario Miami Herald que un equipo de socorro israelí de las Fuerzas de Defensa (IDF, en inglés), integrado por 15 rescatistas, se ha sumado a las labores de búsqueda de víctimas bajo los escombros del edificio Champlain Tower South, que se desplomó en cuestión de segundos la madrugada del pasado 24 de junio.

Agregó que, además, un grupo de ayuda psicológica colabora en la “zona cero” para ayudar a familiares de las víctimas y que el trabajo de los dos grupos se mantendrá 24 horas al día los 7 días de la semana.

En su visita de dos días al lugar de los hechos, Erdan indicó que uno de sus objetivos es conocer la marcha de la construcción de un “modelo tridimensional del edificio” por el IDF que permitiría “excavar, perforar o buscar en áreas más precisas”.

En su cuenta de Twitter, Erdan colgó una foto en la que aparece con personal del equipo de rescate; el cónsul israelí en Miami, Elbaz Starinsky, y el gobernador de Florida, Ron DeSantis. “…Le he dicho (al gobernador) que nos comprometemos a ayudar todo el tiempo que sea necesario”.

SURFSIDE, HOGAR DE LA COMUNIDAD JUDÍA

La pequeña ciudad de Surfside es el hogar de una amplia comunidad judía y cuenta con cuatro sinagogas cercanas al lugar donde se desplomó el edificio.

Pero Erdan resaltó que “esta no es una tragedia judía, sino una tragedia de toda la comunidad”.

La búsqueda de supervivientes y de víctimas mortales entre los escombros del edificio residencial Champlain Tower South continúa este viernes, por noveno día consecutivo, en medio de la angustia de las familias y con la recuperación esta mañana de dos cadáveres más.

Uno de los dos cuerpos extraídos de los escombros del edificio parcialmente derrumbado es el de la hija de 7 años de un bombero de la ciudad de Miami.

La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, actualizó hoy las cifras de la operación de búsqueda y rescate de algún superviviente, aunque la esperanza de encontrar con vida a alguna de las 128 personas todavía desaparecidas se desvanecen al entrar ya en el noveno días de trabajos.

La regidora de Miami-Dade no dio detalles del segundo cadáver extraído de la masa de hierro y hormigón en que ha quedado convertido una de las alas del Champlain Tower, de 12 plantas, tras desplomarse la madrugada del pasado 24 de junio.

A día de hoy hay 20 muertos, 188 personas localizadas con vida, una cifra superior a la existente previamente, debida a la estricta verificación que se realiza constantemente, y 128 desaparecidos.

La tarde del jueves se reanudaron las tareas de búsqueda de víctimas tras 15 horas de interrupción, por miedo a posibles derrumbes en la parte que queda en pie de este edificio de 40 años de antigüedad y 136 apartamentos, de los cuales 55 se vinieron abajo.

BÚSQUEDA DE VÍCTIMAS Y SUPERVIVIENTES CONTRA RELOJ

Levine Cava indicó que los ingenieros están evaluando el potencial impacto de la demolición de la parte del edificio aún en pie, pero hacerlo puede “llevar semanas”, y subrayó que los rescatistas están deseando empezar a expandir el área de búsqueda de posibles víctimas.

A la inestabilidad del edificio se suma como motivo de preocupación la posible llegada del huracán Elsa al sur de Florida a comienzos de la semana próxima.

Los agotados equipos de rescate, que trabajan en turnos de 12 horas, continuarán la dura y arriesgada búsqueda de personas bajo los escombros, siempre que se cumplan ciertas condiciones de seguridad para sus vidas.

Los rescatistas, que trabajan contra reloj, están utilizando equipos de maquinaria pesada, perros rastreadores y un sistema de sonar subterráneo para poder detectar víctimas bajo las enormes losas de concreto apiladas unas sobre otras. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: