Embajadora EEUU dice que su Gobierno respeta nulidad de amnistía salvadoreña

San Salvador, 18 jul (EFE).- El Gobierno de los Estados Unidos “respeta” la nulidad de la Ley de Amnistía General que impedía juzgar los crímenes de guerra cometidos en El Salvador entre 1980 y 1992, aseguró hoy la embajadora del país norteamericano, Jean Manes.


El pasado 13 de julio la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) salvadoreña declaró “inconstitucional” la Ley de Amnistía vigente desde 1993 porque es “contraria” al derecho de “acceso a la justicia” y “reparación integral de las víctimas de los crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra”.

“Vamos a seguir mirando y estudiando esto (la inconstitucionalidad), pero sí, respetamos la decisión”, señaló Manes en una rueda de prensa.

La diplomática destacó que tanto el Gobierno salvadoreño, en manos del partido de la exguerrilla Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), la oposición y otras partes involucradas “están tomando con calma” la decisión judicial.

Algunos sectores del país centroamericano aseguran que la inconstitucionalidad “arrastra” al país al pasado y que “reabre viejas heridas”, mientras que para otros es el inicio real de la “reconciliación”.

Entre los casos que pueden ser reabiertos o investigados por la nulidad de la Amnistía están el de seis padres jesuitas y dos de sus colaboradoras (1989), la masacre de más de 1.000 campesinos en El Mozote (1981) y el magnicidio de Óscar Romero (1980), ahora beato de la Iglesia Católica.

La Ley de Amnistía General para la Consolidación de la Paz fue emitida por el Congreso solo siete días después de que la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas diera a conocer un informe que denunciaba las graves violaciones a los derechos humanos, principalmente perpetradas por los cuerpos de seguridad.

El pasado viernes, la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena) urgió al Gobierno y el Congreso a crear una comisión de “alto nivel” para analizar los efectos de la nulidad.

Por su parte, el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, pidió “responsabilidad y madurez” a las partes que estuvieron involucradas en la guerra civil y dijo que la sentencia sobre la amnistía y otras del Constitucional “no se ubican ante los verdaderos y actuales problemas del país”. (1)EFE