Embajadores de EEUU y el Reino Unido acompañan al Orgullo LGTBI en Paraguay

Asunción, 30 jun (EFE).- Los embajadores de Estados Unidos (EEUU) y Reino Unido, Lee McClenny y Matthew Hedges, respectivamente, participaron hoy en la marcha del Orgullo LGTBI en la capital paraguaya, en la que reivindicaron, junto a los asistentes y entre otras cuestiones, el derecho al matrimonio igualitario.

“Tenemos que decir no al odio y sí al amor, no a la discriminación y sí al amor, y no a la violencia y sí al amor”, fueron las palabras de Hedges, sobre el escenario montado en una céntrica plaza de Asunción, donde comenzó y terminó la manifestación.

Su homólogo estadounidense explicó que su presencia en la marcha supuso respaldar “los esfuerzos de llegar a una igualdad para todas las personas” y aseguró que “lo que representamos son nuestros principios (estadounidenses), aunque no estoy aquí representando a mi Gobierno”.

Los embajadores acompañaron al resto de personas que marcharon este año “por las familias, porque las familias paraguayas son diversas y todas y cada una de ellas merecen respeto; y el único requisito para hacer una familia es que exista amor y cuidado mutuo”, según contó a Efe Carolina Sotelo, activista de la organización feminista Lesvos.

Esta agrupación fue la que lideró la protesta junto con Somosgay, cuyo representante, Simón Cazal resumió las principales reivindicaciones de la comunidad LGTBI de Paraguay.

“Aprobación del matrimonio igualitario, aprobación de una ley de identidad de género, incluyendo la reparación histórica del colectivo trans”, así como la “convalidación plena de derechos de parejas cohabitantes” y finalmente una ley contra toda discriminación.

Cazal también celebró la presencia de los embajadores ya que “marca un precedente muy importante” porque “rompe el aislamiento al que la política local nos quiere someter” y su asistencia “echa luz” sobre la violencia que sufren las personas LGTBI en Paraguay y sobre las violaciones de derechos humanos.

Cazal recordó que Francia y la Unión Europea (UE) les enviaron una carta de apoyo aunque no participaron en el evento, mientras que no han recibido respuesta de otras embajadas.

A la jornada de reivindicación, que tuvo un carácter festivo y en la que participaron alrededor de un millar de personas, también acudieron organizaciones como Amnistía Internacional y el Colectivo de “Cristianos Inclusivos”.

Uno de los representantes del colectivo, José Silvera, mostró su apoyo al matrimonio igualitario, “que necesita ser regulado y respetado por el Estado paraguayo”, y recordó a las organizaciones religiosas que se oponen a dicho derecho que “deberían aprender a separar lo que es un derecho civil de una práctica religiosa”.

Pese a que un día antes dos ciudadanos anónimos presentaron un recurso de amparo ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para que suspendiera el acto, ante la falta de respuesta, éste se desarrolló con normalidad y sin incidentes.

Los denunciantes, apelaron al Fuero de la Niñez y la Adolescencia, argumentando que las muestras públicas de afecto entre homosexuales son nocivas para la infancia.

De acuerdo a datos de ONU-SIDA, Paraguay, junto a Surinam y Guyana, posee el índice de homofobia más alto de toda América, en un contexto en que gran parte de los países de la región están legislando a favor de los derechos LGTBI.

En 2017, la manifestación por el día Internacional del Orgullo LGBTI congregó en Asunción a entre 300 y 500 personas bajo el lema “Hasta que se acabe la homofobia”. EFE