Emiliano Santisteban recibió las aguas benditas del Jordán

En el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe el pequeñito Emiliano Santisteban recibió el Sacramento del Bautizo durante una especial ceremonia para ser bautizado como nuevo hijo de Dios.

En esta ocasión el pequeño llegó en brazos de su mamá la joven Viridiana Santisteban, la cual lo cargó con entusiasmo y junto a su hijito recibió la bendición de Dios y además escuchó atenta el mensaje divino que les dedicó el sacerdote oficiante el cual le pidió que conduzcan al nuevo bautizado por el sendero de la formación cristiana.

Los señores Nora Liliana Muro y Edson Santisteban tuvieron el honor de fungir como sus dichosos padrinos de velación los cuales contentos aceptaron la invitación en honor de su ahora ahijado y con gusto juraron ante Dios estar siempre al pendiente del pequeño Emiliano y guiarlo por el camino correcto.

A la ceremonia se dieron cita su abuelita materna la señora Claudia Santisteban García, así como tíos, primos y amigos allegados a la familia quienes elevaron sus oraciones en honor del nuevo integrante de la familia católica

Al término de la misa, familiares y amigos se trasladaron hasta su domicilio en donde se ofreció un grato festejo familiar en honor al pequeño  Emiliano, en donde disfrutaron de una deliciosa comida y de algunas refrescantes bebidas preparadas para esta gran ocasión.

Así mismo disfrutaron de un ambiente lleno de interesantes charlas y diversión además de la buena música del lugar.

El nuevo católico estuvo rodeado de apapachos y bendiciones, quien junto a su mamá la pasó de lo mejor y se hizo acreedor a fabulosos obsequios durante este ameno festejo el cual tuvo como único fin compartir la felicidad y alegría que causó el recibimiento de las aguas del Jordán en el pequeño Emiliano.

¡Muchas felicidades!

 

Pie de foto

Emiliano Santisteban recibió las aguas benditas del Jordán.

Junto al pequeño su consentidora mamá, Viridiana Santisteban.

Sus padrinos, Nora Liliana Muro y Edson Santisteban.

Instante en que el pequeño recibió las aguas benditas sobre su frente.

Durante la misa su mamá y padrino siguieron muy atentos la ceremonia religiosa.

Al finalizar la misa se tomaron algunas fotos del recuerdo.