Empeora crisis en el campo

  • Debido a recortes y suspensión de apoyos a productores

El campo mexicano enfrenta uno de los momentos más críticos que ha tenido en el país, a causa de los recortes presupuestales y la suspensión de apoyos a los productores del sector agropecuario, así como las condiciones climáticas poco favorables para la producción, sin que se tengan opciones para que la situación mejore, pues a la falta de ayuda gubernamental se suma la carencia de opciones de financiamiento, señaló Jaime Almonte Álvarez, secretario ejecutivo del Consejo Económico y de Desarrollo Rural de la Confederación  Nacional Campesina.

Entrevistado poco antes de que se integrara el Consejo Económico y de Desarrollo Rural del Estado, el secretario recordó que hace entre 20 y 30 años, el Gobierno Federal otorgaba apoyos a los campesinos del país para que pudieran mejorar su producción e incursionar incluso en mercados internacionales, pues con los programas que se tenían establecidos algunos productores tuvieron la posibilidad de vender su producción en el exterior y crear empresas en el sector agropecuario, los cuales beneficiaron a otros más pequeños y se reflejaron en un crecimiento en el Producto Interno Bruto.

Sin embargo, después de estos años, ahora se presenta una situación bastante complicada, debido a que el Gobierno Federal redujo los recursos destinados al campo, además de eliminar algunos programas que ayudaban a los productores para mejorar sus condiciones de vida, situación a la cual se suma la falta de opciones de financiamiento para campesinos y ganaderos, para plantear un panorama muy complicado para el campo, pues actualmente entre el FIRA y Financiera Nacional apenas cubren el 10 por ciento del financiamiento que requieren los campesinos, mientras que el 90 por ciento restante lo cubren ellos mismos, pero ya no tienen la posibilidad de realizar mejoras para vender su producción a otros mercados ni de continuar con las empresas que crearon con el apoyo del gobierno.

Además de esta falta de apoyos, otra complicación es el problema de sequía que se registró durante este año y que provocó una disminución del 75 por ciento en la producción de distintos alimentos, pues además de que hubo pocas lluvias estas se registraron de manera tardía, de tal manera que las cosechas serán muy bajas, además de que no existen esquemas de comercialización.

Señaló el cenecista que en el caso de la ganadería las cosas también son difíciles en estos momentos, por lo cual manifestó que se insistirá ante el Presidente de la República para que modifique las políticas que aplica en el campo, para que se incrementen los apoyos al campo para el año entrante.

Finalmente, el dirigente estatal de la CNC, Pedro Silerio, no descartó que se realicen movilizaciones en la capital del país, para demandar al Presidente de la República un cambio en la política para el campo mexicano.