Empieza juicio a Sun Zhengcai, quien fue candidato a suceder al presidente Xi

South China Morning Post

Pekín, 12 abr (EFE).- Los tribunales de la ciudad de Tianjin iniciaron hoy el juicio contra el exministro de Agricultura chino y antiguo secretario general del Partido Comunista (PCCh) en Chongqing (centro) Sun Zhengcai, quien hasta su caída en desgracia era considerado un candidato a suceder al presidente Xi Jinping.

Sun, de 54 años y miembro hasta 2017 del influyente Politburó del Partido Comunista de China, está acusado de recibir sobornos y de abuso de poder, según los cargos presentados el pasado 13 de febrero por la Fiscalía estatal.

Según la acusación, Sun se aprovechó de los cargos antes mencionados y de otros durante su exitosa carrera política en la ciudad de Pekín o la provincia nororiental de Jilin para recibir grandes sumas de dinero y propiedades.

El órgano anticorrupción del Partido Comunista de China inició investigaciones contra Sun en julio de 2017 y en septiembre de ese mismo año éste era expulsado de la formación y destituido de todo cargo político, lo que ponía su caso en manos de la Justicia.

De acuerdo con el comité del PCCh en Chongqing, “la ambición política y sus deseos egoístas se exacerbaron”, lo que llevó a esta antigua estrella emergente a “romper la disciplina del Partido y corromperse”.

Se da la circunstancia de que en la cúpula de la ciudad de Chongqing -una de las más relevantes de China y de importancia estratégica por su proximidad a la presa de las Tres Gargantas- Sun había sucedido a otra antigua estrella emergente como fue el exministro de Comercio Bo Xilai, también juzgado por corrupción.

Bo, secretario general de Chongqing entre 2007 y 2012, fue condenado en 2013 a cadena perpetua en el que está considerado el mayor escándalo de corrupción de la historia reciente de China, al que además se le unió la condena de su esposa Gu Kailai, también a prisión de por vida, por el asesinato de un empresario británico.

Sun fue abruptamente sustituido el pasado año en la jefatura de Chongqing por Chen Miner, antiguo jefe de propaganda del presidente Xi, uno de sus hombres de confianza y también candidato a ascender a puestos de mayor responsabilidad en el futuro.

El juicio a Sun se enmarca en la campaña anticorrupción iniciada por Xi desde su llegada a la presidencia en 2013 que se ha saldado con castigos a más de un millón y medio de altos cargos del Partido Comunista, entre ellos algunos de los más poderosos responsables políticos y militares de la pasada década. EFE