Empresarios de Durango en desventaja por impuestos

 

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) Jaime Mijares Salum, acompañado por otros organismos, se reunieron con legisladoras de la entidad para plantear propuestas a fin de mejorar la económica de la entidad y al sector comercial, con recomendaciones por diversos sectores, pues los impuestos los dejan en desventaja competitiva respecto a otras entidades.

Esto con el fin de solicitar el apoyo, respecto a la Ley de Ingresos del Municipio y algunos puntos de la del Estado, como se hizo el año pasado. Mijares Salum destacó que se hace entendiendo la necesidad de la viabilidad financiera del municipio, pero tomando en cuenta conceptos del gremio empresarial que les parece excesivo.

Se reconoció por parte de las legisladoras que por la cuestión de impuestos algunos empresarios prefieren echar a andar un negocio fuera de la entidad, pero aclaró que es algo que no se puede dejar exento, por lo que se buscará la manera de poderlos reducir y consultarlo con las autoridades.

Salvador Chávez  Molina, vicepresidente del CCE, explicó que hay 3 aspectos que le restan competitividad a las empresas, enfocados al cobro de impuestos y derechos estatales, como contrato traslativo de dominio, derecho de registro con el impuesto de modernización al registro público, y otro a la educación, además de los contratos con créditos de garantía hipotecaria.

Con un monto de crédito arriba de un millón de pesos o incluso menor, se les requiere una garantía hipotecaria, que a su vez implica un gasto de gravamen y otro para el registro de la hipoteca. La constitución de empresas o aumento de capital también es otra de las cuestiones que se destacó.

Se presentó una comparativa con otras entidades, por ejemplo en una compraventa de 2 millones de pesos en Durango cuesta 39 mil 685 pesos, mientras que en Aguascalientes es un cobro fijo de 460 pesos en la compraventa del valor que sea.

Explicó: “en Durango nos cobran en función del valor de la operación, cuando no debiera ser así, porque un derecho se cobra por un servicio prestado”.

Chávez Molina señaló también que “lastimosamente vemos que todas las empresas, o muchas de las empresas duranguenses, si revisamos sus datos en el registro público de la propiedad, tienen capitales sociales de 50 mil pesos porque es el mínimo, y registrar ese capital social va en función del monto del capital”.