Empresas españolas y una francesa competirán por depuradoras de lago Titicaca

www.aqualia.com

Lima, 20 jun (EFE).- Tres empresas españolas, entre ellas dos asociadas en un consorcio, y una francesa competirán por adjudicarse el proyecto de construcción de diez depuradoras de agua en la ribera peruana del lago Titicaca, anunció hoy la gubernamental Agencia de Promoción de la Inversión Privada (Proinversión) de Perú.

La española Aqualia, del grupo FCC, y la francesa Veolia se sumarán al proponente del proyecto, el Consorcio Aguas de Puno, integrado por la españolas Acciona Agua y Técnicas de Desanilizacion de Aguas (Tedagua), tras manifestar ambas a Proinversión su interés en recibir la concesión.

Otras empresas podrán sumarse al concurso dentro del plazo que establezcan las bases del mismo, cuya publicación se hará en las próximas semanas, con la previsión de que el proceso de adjudicación culmine a finales de año.

El director ejecutivo de Proinversión, Alberto Ñecco, aseguró que las dos empresas que se incorporan al proceso son de primer nivel y eso “permitirá lanzar un proceso competitivo a nivel internacional, garantizando así un alto nivel de competencia y transparencia”.

Las diez Plantas del Sistema de Tratamiento de las Aguas Residuales de la Cuenca del Lago Titicaca (PTAR Titicaca) requerirán una inversión estimada de 841 millones de soles (unos 250 millones de dólares) y beneficiará a cerca de un millón de personas.

El objetivo es reducir el vertido de aguas residuales al Titicaca, el lago navegable más alto del mundo con 3.800 metros sobre el nivel del mar, cuyas aguas presentan altos niveles de contaminación no solo por los desechos sino por la minería ilegal que se da en sus afluentes.

El proyecto comprende el diseño, financiación, construcción, ampliación, rehabilitación, operación y mantenimiento de los sistemas de tratamiento de aguas residuales de seis localidades (Puno, Juliaca, Ayaviri, Juli, Ilave y Moho).

También la operación y mantenimiento de la infraestructura existente de tratamiento de aguas residuales en las localidades de Azángaro, Huancané, Lampa y Yunguyo, todas ellas en la sureña región peruana de Puno, fronteriza con Bolivia y Brasil. EFE