En aumento divorcios sin causa

  • Tipo de demanda se ha incrementado 40% entre las parejas

Por: Martha Medina

Al tiempo que se incrementan las demandas de divorcio en el Tribunal Superior de Justicia, se modifica el tipo de proceso que se lleva a cabo para la disolución del vínculo matrimonial, pues cada vez son más las parejas que optan por el incausado, que representa más del 40 por ciento de los casos que se tienen, mientras que el necesario tiende a disminuir, informó el magistrado Esteban Calderón Rosas.

El magistrado presidente del Tribunal, puntualizó que durante lo que va del año se han incrementado en cerca del 10 por ciento las demandas de divorcio en los juzgados de lo familiar, que es un porcentaje similar al que se registró durante el 2017, por lo cual manifestó que se mantiene un aumento constante en el número de parejas que deciden tramitar la disolución del matrimonio.

Al mismo tiempo, manifestó que del total de demandas que se han recibido hasta el momento, el 44 por ciento corresponden a divorcios incausados, a pesar de que se trata de una figura que no existe en las leyes de la entidad, debido a que se trata de procesos que se resuelven con mayor rapidez porque plantean una opción en la cual basta con que uno de los cónyuges pida el divorcio para que esta pueda proceder.

El magistrado explicó que a pesar de que la ley no contempla esta forma de divorcio, en los juzgados de lo familiar se atienden estas demandas, debido a que se aplica la jurisprudencia que existe actualmente en este tema, aunque manifestó que se espera que los nuevos diputados locales analicen este tema en el Congreso del Estado y puedan incluirlo en la legislación vigente.

Por lo que se refiere a los otros tipos de divorcio que la ley sí contempla, el magistrado manifestó que en las demandas por el necesario se registra una disminución del 38 por ciento, aunque el que se lleva a cabo por mutuo consentimiento se incrementó durante este año.

Con respecto a las causales por las cuales se solicita la disolución del matrimonio, manifestó que la separación de los conyuges por más de dos años es la más frecuente,  seguida por la negativa a dar alimentos y el abandono del hogar por más de seis meses.

Las menos frecuentes son sevicia y amenazas, adulterio, hábitos de juego y otras que no se especifican en los informes del Tribunal Superior de Justicia.