Inicio > Noticias > Local > En noviembre operará nueva reforma laboral

En noviembre operará nueva reforma laboral

 

Será a partir del 18 de noviembre cuando entrará en vigor la reforma laboral en Durango, con la cual las Juntas de Conciliación y Arbitraje dejarán de recibir nuevos asuntos, habrá Centros de Conciliación Laboral donde se podrán resolver los conflictos antes de que se presenten demandas, para evitar conflictos que se prolongan a veces durante años y tienen un costo muy elevado, informó Israel Soto Peña, secretario de Trabajo y Previsión Social del Estado.

Al referirse a los aspectos que contempla la nueva legislación laboral, el funcionario manifestó que a partir del 18 de noviembre habrá nuevas reglas que permitirán una justicia laboral más eficiente, más pronta, para beneficio de trabajadores y patrones, además de que convertirá a Durango en un estado más competitivo.

Manifestó que se tendrán dos grandes retos: Uno, la justicia laboral, pues habrá juzgados laborales y las Juntas de conciliación dejarán de recibir nuevos asuntos, para atender solamente el rezago que tengan; habrá centros de conciliación laboral, que serán previos a la presentación de una demanda, con el propósito de que los conflictos se resuelvan en esa mesa,

Puntualizó que se tendrá la oportunidad de evitar juicios largos, asuntos que complican la vida laboral tanto a los trabajadores como a los patrones, pues se quejan de que pasan años y se convierten en demandas que cuestan mucho dinero e incluso ponen en riesgo la estabilidad y viabilidad de una empresa, mientras el trabajador, que vive de su salario, un proceso largo lo mantiene en la indefensión, en una crisis económica.

Agregó que esto cambiará a partir del mes de noviembre, cuando iniciará una nueva etapa que plantea oportunidades, una para cumplir las disposiciones que el país ratificó de la Organización Internacional del Trabajo, además de ser parte de los acuerdos del tratado comercial con Estados Unidos y Canadá.

Estas nuevas disposiciones de carácter laboral, también permitirán que haya sindicatos democráticos, los contratos colectivos se negociarán y validarán en asambleas de sindicatos, lo cual mejorará los ingresos de los trabajadores, pues actualmente se viven contratos colectivos simulados, o sindicatos de protección, e incluso casos más graves, donde hay sindicatos que extorsionan a los patrones, as quienes amenazan con la suspensión laboral, prácticas que es necesario desterrar.