Inicio > Noticias > Internacional > En pueblo mexicano se respira miedo ante combate al robo de combustibles

En pueblo mexicano se respira miedo ante combate al robo de combustibles

Manuel Mora MacBeath

Villagrán (México), 6 mar (EFE).- En Santa Rosa de Lima se respira el miedo, sus pobladores apenas asoman al pasar un extraño para volver a encerrarse en reacción al operativo de las fuerzas de seguridad mexicanas contra el robo de combustible en el céntrico estado de Guanajuato.

Nadie entra o sale sin ser interrogado por la Marina de México, que desde el lunes 4 de marzo controla los accesos de esta comunidad de 2.800 habitantes, en el marco de la operación “Golpe de timón” lanzada por el Gobierno de Guanajuato.

Al inicio del operativo, la Armada rescató a seis personas que permanecían secuestradas y capturó a tres presuntos delincuentes, a los que se han sumado cuatro más detenidos en las últimas horas, según los reportes oficiales.

Los siete detenidos están señalados como presuntos integrantes del Cártel de Santa Rosa de Lima, organización criminal que desde este poblado controlaba el robo de combustible en una vasta región, explicó Sophía Huett López, comisionada de la Unidad de Análisis y Estrategia de Seguridad de Guanajuato.

Además, las Fuerzas de seguridad mexicanas le siguen la pista a José Antonio Yépez, alias “el Marro”, señalado como el presunto líder de esta organización delictiva y quien tenía su principal centro de operación en Santa Rosa de Lima.

Llegar al pueblo no fue sencillo porque la madrugada del lunes los pobladores intentaron bloquear los accesos a la comunidad y para lograrlo quemaron media docena de vehículos en la carretera y en su calle principal.

Sobre el acceso al pueblo se observan vestigios de la resistencia de los pobladores a la entrada de las fuerzas del orden: decenas de vehículos con cristales rotos y otros que fueron utilizados como barricadas están reducidos a cenizas, como una escena de guerra.

Los habitantes de Santa Rosa de Lima están atrincherados y como prueba están las cortinas metálicas de los comercios, que permanecen abiertas a la mitad, listas para cerrarse en cualquier momento, en cuestión de segundos.

La escuela está cerrada desde el lunes y la iglesia católica tampoco estaba abierta antes del mediodía de este Miércoles de Ceniza, el inicio de la Cuaresma, que en México es una de las festividades religiosas más importantes.

Leticia, dependiente de una tienda de abarrotes, dijo a Efe que desde la llegada de las fuerzas federales y estatales sus ventas cayeron.

Aunque los uniformados que mantienen el control del poblado son sus nuevos clientes, estos no le parecen suficientes y lo peor es que sus proveedores de mercancías no quieren acudir al pueblo a surtir sus productos.

Asegura que antes de la llegada de las fuerzas de seguridad, en Santa Rosa no pasaba nada, no había ni robos. Hoy esta comunidad es el centro de la incursión más espectacular de los gobiernos estatal y federal en Guanajuato, uno de los estados con más homicidios en el país. Y el ‘Golpe de timón’ aún no concluye.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confirmó este miércoles que el objetivo del operativo en Guanajuato es para capturar a “el Marro”, líder del robo de combustible en la región.

Reconoció que el operativo se ha enfrentado a “resistencias” pero “afortunadamente, no ha habido pérdidas de vidas humanas”.

Además, aseguró que los pobladores de los municipios afectados han dejado de apoyar a esta banda, y reflexionó que si antes colaboraban en el robo de combustible era por el “vacío del Estado”. EFE.

%d bloggers like this: