Encabezan madres solteras 30% de familias

  • A causa de violencia y abandono del hogar por parte de sus parejas

Por: Andrei Maldonado

La presidenta de la Asociación “Sí Hay Mujeres en Durango”, Julieta Hernández Camargo, señaló que en el estado por lo menos 30 por ciento de las familias son encabezadas únicamente por la figura materna, tendencia que ha ido al alza en la última década a causa de la violencia intrafamiliar y el abandono de hogar.

La activista social destacó que es cada vez más frecuente en el estado la figura de las familias uniparentales, en donde las mujeres asumen el rol de ser padre y madre a la vez, esto en la mayoría de las situaciones por el abandono de los cónyuges, los cuales no asumen la paternidad o han sido expulsados del seno familiar al violentar a sus esposas por consumo de alcohol.

La entrevistada aseveró que tristemente las estadísticas sobre los indicadores de violencia en contra de las mujeres no han cambiado en el transcurso del año, pues se mantienen los promedios de casos de agresiones físicas en contra de féminas; “en el municipio de Durango se detienen a dos hombres al día por maltratar a sus parejas, es decir 60 casos al mes”, dijo.

Agregó que de igual manera no se ha podido disminuir los casos de agresiones físicas reportadas al sistema Esmeralda con un total de dos mil llamadas al mes, tanto en la región lagunera como en la capital, además de hasta 50 denuncias mensuales ante la Fiscalía General del Estado de Durango (FGED) por el mismo motivo y 18 casos notificados de violaciones por el Secretariado Ejecutivo.

Hernández Camargo reconoció que no siempre la mujer que queda al frente de la familia es la madre, pues también hay abuelas y tías que se hacen cargo de sus nietos y sobrinos como si fueran sus hijos cuando la madre fallece, se encuentra imposibilitada para laborar o hacerse cargo de los deberes del hogar, pero también hay casos de abandono por parte de ellas.

Consideró fundamental que se continúe con las campañas de difusión de la cultura de la denuncia, puesto que en el 70 por ciento de los casos de agresión sexual quien la perpetra es un familiar directo de la afectada, la cual no denuncia por miedo o vergüenza; “la violencia contra la mujer no es un tema privado, por lo que se debe castigar sea quien sea el que lo perpetre”.