Encuentran muerto a sacerdote desaparecido en el estado mexicano de Coahuila

Encuentran muerto a sacerdote desaparecido en el estado mexicano de CoahuilaMéxico, 12 ene (EFE).- El cadáver del sacerdote Joaquín Hernández Sifuentes, quien estaba desaparecido desde el 3 de enero, fue hallado en el norteño estado mexicano de Coahuila, informó hoy la diócesis católica de Saltillo, que citó fuentes oficiales.


La diócesis de la capital de Coahuila indicó en un comunicado que “esta tarde las autoridades informaron que fue encontrado sin vida” el cuerpo del sacerdote.

Informó que el religioso será velado el próximo domingo y que sus restos serán trasladados un día más tarde a la Catedral de Saltillo para realizar allí el funeral.

La diócesis agradeció a los miembros de la fiscalía de Coahuila “que estuvieron a cargo de la investigación, tomaron declaraciones y recibieron pruebas, hicieron recorridos, analizaron con precaución lo ocurrido y cada día estuvieron informando”, pero no dio detalles sobre la muerte del cura.

Por su parte, la Conferencia del Episcopado Mexicano expresó en un comunicado su pesar al obispo de Saltillo, Raúl Vera, así como al clero y los fieles de esa ciudad por la muerte de Hernández, “quien fue reportado desaparecido el pasado 3 de enero y encontrado sin vida el día de hoy”.

De acuerdo con lo informado previamente por la diócesis, Hernández, vicario en la parroquia del Sagrado Corazón en Saltillo, comenzó sus vacaciones el 3 de enero y se esperaba que cuatro días después retomara sus actividades, lo que no ocurrió.

Personas cercanas al sacerdote aseguraron que no habían podido comunicarse con él a través de llamadas o mensajes desde que salió de vacaciones.

El fraile Víctor Sifuentes, amigo del cura, atestiguó cómo los cajones y armarios de la casa parroquial de Hernández permanecían abiertos y la ropa tirada por el suelo. Asimismo, en la casa se encontraron sus lentes, que el sacerdote empleaba para leer y conducir.

La diócesis interpuso una denuncia ante la Procuraduría de Coahuila el pasado sábado para que se formalizaran las investigaciones.

El pasado 19 de septiembre dos sacerdotes fueron asesinados tras haber sido secuestrados en un templo del municipio de Poza Rica, en el estado oriental de Veracruz.

Las autoridades determinaron que el móvil del crimen fue el robo y hasta ahora han logrado la detención de dos presuntos responsables. EFE